¡Messi va a por Florentino Pérez!

La revolución de Messi (a lo Florentino Pérez): tres fichajes, un sentenciado, tres despidos, un galáctico y una bomba final

stop

La humillación en la Champions acelera movimientos en el Barça

09 de mayo de 2019 (11:56 CET)

La humillación monumental en la Champions League todavía duele en el FC Barcelona. Y más todavía después de que el año pasado ocurriera algo muy parecido. Y es que no duele tanto el haber caído contra el Liverpool en la forma en que lo hizo el Barça como el acumulativo de la temporada anterior.

Peor no hay mal que por bien no venga. El ridículo en la máxima competición continental provocará una revolución necesaria que probablemente no se hubiera producido si los culés llegan a la final o se llevan el Triplete. Llegar más lejos hubiera sido pan para hoy y hambre para mañana. Una temporada exitosa habría tapado las carencias graves que tiene el equipo. Una plantilla para la que se avecinan varios movimientos. Habrán fichajes, despidos, sentencias y una bomba final que lo cambiará todo.

De Jong, De Ligt y otro fichaje

En el primer apartado habrá tres operaciones fijas. La primera de ellas, la de Frenkie de Jong, ya se cerró en el mercado invernal. Y tras él se preparan dos traspasos más.

El primero será Matthijs de Ligt. Un fichaje que ya está muy avanzado y que en cuestión de días será anunciado. Probablemente después de la final de la Copa del Rey contra el Valencia. Un traspaso necesario para reforzar una defensa en la que a Piqué ya empieza a dar algún atisbo de declive y donde Umiti tiene los días contados.

La tercera incorporación será la de un lateral derecho. Nelson Semedo no termina de convencer y el invento de Sergi Roberto como lateral ha llegado a su fin. Las intenciones pasan por que el canterano pase al centro del campo y el ex del Benfica tenga una nueva pareja de baile con la que competir por el puesto. Ferland Mendy del Olympique de Lyon es el que gusta a Eric Abidal. Un fichaje que no le saldría al Barça por más de 40 millones de euros.

Pero hay otro candidato. Joshua Kimmich, del Bayern de Múnich, también gusta en el Camp Nou. Aunque la operación costaría algo más. Por 60 millones de euros el Bayern de Múnich, que también está de reformas, le dejaría salir. Por no hablar de las ganas que tiene el jugador de abandonar el club germano, done tras cuatro temporadas considera que ha cumplido un ciclo. Y no quiere seguir en un equipo al que le queda mucho trabajo por delante para volver a la élite.

Umtiti, Malcom y Rakitic, en la rampa de salida

Pero para entrar, antes deben dejar salir. El primero en la rampa de salida es Samuel Umiti. La forma en que ha llevado su lesión en la rodilla no ha gustado nada en el club, por la que se ha negado a operarse a pesar de que ello le haya tenido casi toda la temporada en el dique seco. Y más después de que el año pasado a estas alturas estaba firmando una renovación no dejó de reclamar amenazando con marcharse a otro equipo entre los que estaba el Real Madrid, para después irse al Mundial de Rusia a pesar de sus molestias.

Un panorama ha llevado a los responsables a pensar que Umtiti está tomando el pelo al club, donde no le quedan muchos aliados. Además, en caso de recuperarse al 100% de sus dolencias, Clement Lenglet ha dado paso adelante y hoy por hoy el ex del Sevilla es el central titular. Y con De Ligt al caer…

Malcom es el segundo de la lista. El extremo ha firmado un año para olvidar. Y si es cierto que no ha tenido muchas oportunidades, pero cuando ha jugado apenas ha aportado nada al equipo. Le queda mucho camino para llegar al nivel que se exige en can Barça. Y cada vez son más en el Camp Nou los que piensan que se equivocaron con su fichaje.

El tercero en la lista es Ivan Rakitic. El croata ha dado un buen rendimiento este curso, pero los responsables le ven como un seguro para rellenar las arcas culés. Consideran que no le queda mucho que dar a la entidad y que su declive está cerca. Y antes de que llegue quieren hacer negocio con él. Además, exite un mosqueo monumental con el crack después de que este miércoles, y con el cadáver de Liverpool todavía caliente, se fuera a la Feria de Abril de Sevilla.

Resultado de imagen de rakitic feria de abril

Además, la renovación de Ernesto Valverde podría haber llevado al centrocampista a quedarse un año más. Ivan es una pieza imprescindible para el Txingurri. Pero el técnico podría tener los días contados. Pronto llegaremos a ello.

Coutinho, sentenciado

La lista de salidas la cierra el sentenciado: Phillippe Coutinho. Tras una temporada y media en el club catalán, el brasileño no ha dado el nivel que se esperaba de él cuando se pagaron 160 millones entre fijos y variables al Liverpool por sus servicios.

Por cada buena actuación como la que el carioca firmó contra el Manchester United en los cuartos de final de la Champions, completa otras tres que dejan muchísimo que desear, como contra el Liverpool. La paciencia con el jugador más caro de la historia del club se terminó. No es ese crack que esperaban que se pudiera cargar el equipo a la espalda. Y que vaya desafiando a la grada tapándose los oídos no gustó nada en el Camp Nou. Pocos son los que no le han puesto la cruz.

Un galáctico

Una serie de movimientos que se verán coronados por dos bombas: un galáctico y otra salida. En la primera carpeta, Antoine Griezmann es el que más fuerza está ganando en las últimas semana. Su cláusula bajará hasta los 120 millones de euros en julio y en el Barça siguen interesados en contratar sus servicios. Aunque el año pasado apuñalara al club por la espalda y que lo hiciera en la forma en que lo hizo. Con un documental que algunos se tomaron como una humillación. 

Leo Messi y Griezmann | EFE

Pero hoy por hoy pocas opciones más hay en Europa de jugadores de primerísimo nivel por un precio tan asequible y con quien la operación esté tan de cara.Y Luis Suárez necesita un relevo ya. Por mucho que le pese al uruguayo, no puede jugarlo todo

La bomba: Ernesto Valverde

Y atención a la bomba: Valverde no seguirá. De ahí que Rakitic también tenga los días contados. El Txingurri seguirá hasta la final de la Copa del Rey, pero su futuro a partir de entonces está muy borroso.

Se comenta que el propio Valverde se está planteando poner su puesto en mano de los responsables. Pero si finalmente, tampoco se puede decir que le queden muchos aliados en el club. Son bastantes los que van como locos por usarle como cabeza de turco. Además, Ernesto se ha desviado del ADN Barça y los mandatarios quieren recupéralo. Para ello, la única forma es dar salida al míster.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad