La remodelación del Espai Barça puede tardar en materializarse… ¡una década!

stop

El club azulgrana informa que las obras seguirán un lento proceso

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, ejerce su derecho al voto en el referendum del Nou Espai Barça

07 de julio de 2016 (13:55 CET)

La remodelación del Espai Barça irá para largo. Ésa es la sensación que se respira por los pasillos del Camp Nou. Los planes que se han hecho hasta el momento pueden convertirse en papel mojado porque en realidad todas las obras pendientes, así como las previsiones son sólo bocetos. En estos momentos, nadie puede asegurar que, contrariamente a lo que se dijo, la zona del estadio esté remodelada en el año 2021.

En realidad, las obras de remodelación deberían comenzar el año que viene. "Ya veremos qué pasa –admiten en la cúpula del club-. Hay mucho condicionantes para cumplir con el calendario que se había previsto. Pero, en realidad, a nadie le urge que esa remodelación comience antes o después y se haga en un número determinado de años".

Esta fuente asegura que "posiblemente, dentro de una década estemos hablando todavía sobre este tema, porque no se habrá acabado. En ese proyecto, habrá que ir poco a poco y adecuando las obras a los acontecimientos puntuales que pueda haber".

Desde la  junta, afirman que no se trata sólo de una cuestión económica –que no deja de ser importante-. Hay otros condicionamientos, que van desde los permisos municipales hasta las propias necesidades del club, pasando por la oportunidad de la ejecución del plan.

Respecto al tema económico, el club reconoce que el gasto de más de 600 millones de euros no es baladí. "En un proyecto de estas características, has de tener todo muy bien atado y luego también has de contar con imprevistos y con modificaciones que te hacen encarecer los costes. Pero eso no se puede considerar escollo", argumentan las fuentes. De ahí que el tema económico no parezca preocupar demasiado a la junta. Lo que es más difícil de materializar es el cumplimiento del calendario con la ejecución de todos los trabajos que han de hacerse para culminar el proyecto.

La obra engloba no sólo la construcción de un nuevo Miniestadi, sino también el Nou Palau Blaugrana, conectado directamente con la L9 del Metro, y el Mini Palau. La obra más importante, no obstante, es la remodelación del Camp Nou, que podrá acoger a 105.000 espectadores, con asientos renovados, 88 palcos VIP y pantallas y marcadores de led de alta definición.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad