La rajada de Piqué no cae en gracia en el Barça

stop

El central eclipsa el partido frente al Manchester City con un bombazo

El zasca que más escuece a Piqué | EFE

18 de octubre de 2016 (15:13 CET)

No tiene remedio. Cada vez que Gerard Piqué se pone delante de los micrófonos sube el pan. El central del FC Barcelona es especialista en dar titulares jocosos, ya que por su carácter atrevido, directo y sincero no deja a nadie indiferente. La última cerillita que ha lanzado el catalán ha señalado directamente al Real Madrid y a los medios merengues. El capitán azulgrana ha sido el escogido por el club barcelonista para comparecer delante de los medios en la rueda de prensa previa al encuentro frente al Manchester City. La entidad esperaba que Piqué transmitiera las sensaciones del equipo de cara al duelo del próximo miércoles ante el cuadro de Pep Guardiola, aunque la atención ha quedado lejos de esta previa de Champions.

En la primera rueda de prensa en la que Gerard era protagonista tras anunciar su retirada de la Roja, poco se ha trascendido del City y del Barça. Los medios querían conocer más detalles acerca de esta sorprendente decisión con el cuadro nacional que ha dejado a la afición boquiabierta. El central era consciente del gran interés que generaba, por lo que inicialmente ha asegurado que únicamente hablaría del partido y que contaría con más detalle su retirada en la próxima convocatoria de la selección española. Sin embargo, su ego no le ha permitido contener el protagonismo y ha acabado entrando al trapo.

La nueva bomba de Piqué apunta a Madrid

"Me gustaría decir que es la única pregunta que voy a responder al respecto, en noviembre si voy con la selección hablaré. La decisión es firme, los acontecimientos se precipitaron en Albania. No quería decirlo en ese momento pero salí caliente por la noticia de la camiseta que se demostró que era falsa y sentí que debía decirlo. He leído que si Twitter, As o Marca me han echado o la marioneta de Florentino con su OK diario, pero no es así. Ellos no me han echado. No me han echado ni los periódicos, ni los tweets ", ha recalcado Piqué fervientemente.

Como era de esperar, tras soltar esta bomba, los medios españoles se han hecho eco, dejando el encuentro ante el City en un segundo plano. Las palabras del catalán han corrido como la pólvora. Las palabras de Gerard no han caído en gracia en un Barcelona que se juega demasiado ante el equipo de Pep como para despistar al personal con guerras de guerrillas. Especialmente en un vestuario que, avisan desde dentro, no quería que se hablara de nada que no fuera el duro encuentro de Champions.

Gerard vuelve a poner sus asuntos en lo más alto de la agenda del Barcelona. Madrid arde. Las redes sociales echan humo. As, Marca y, muy especialmente Okdiario, afilan los cuchillos. Y del partido ante el City ya no habla ni Dios.