“130 millones y al Barça”. Traición a Florentino Pérez (o un galáctico para Messi) | EFE

La purga de Messi en el Barça (“Aquí no lo quiero”. Y la sorpresa es de las gordas)

stop

El astro argentino pone una nueva condición a Bartomeu

25 de abril de 2018 (19:47 CET)

La temporada del FC Barcelona se acabó. Con el desastre de Roma, ya solo faltaba la Copa del Rey, finiquitada el pasado sábado con una contundente goleada.

Una vez derrotado el Sevilla, la inercia del equipo que entrena Ernesto Valverde no es otra que proclamarse campeón de Liga. Y, cómo no, jugar el partido del honor contra el Real Madrid.

Ese será el duelo que ponga punto y final a la temporada para los azulgrana. Una vez terminado el Clásico, varios jugadores empezarán su descanso y el Barça podrá tirar de los menos habituales y de algunos canteranos para cerrar el curso.

La proximidad del Mundial de Rusia no pasa inadvertida a nadie. Especialmente a Leo Messi, cuya obsesión con la Copa del Mundo es casi enfermiza. El rosarino se quiere preparar a conciencia.

Las últimas jornadas de Liga le vendrán de maravilla al '10' para reponerse de sus molestias musculares, especialmente en los aductores e isquiotibiales.

Por tanto, se puede decir que a Messi, Luis Suárez, Busquets Iniesta –su caso es más delicado porque se va y querrá jugar hasta el final– y Piqué les quedan tan solo 10 días de competición.

El Clásico, último partido de Messi este año

En este lapso de tiempo deben dejar la Liga sentenciada y, a poder ser, derrotar al Madrid, que se enfrentará al Barça justo tras la vuelta de las semifinales contra el Bayern: el 6 de mayo.

Los de Valverde aún tendrán tres partidos pendientes: el aplazado contra el Villarreal (9/5) y los duelos contra el Levante (13/5) y la Real Sociedad (20/5).

Pero en este tiempo, y mientras llega el Clásico, Messi y su entorno ya se han puesto manos a la obra para pensar en lo que le hará falta al Barça el verano que viene. Y hay sorpresa.

Al parecer, el astro argentino se ha pronunciado en contra de varios de los miembros de la plantilla actual pero, curiosamente, también sobre uno de los que tiene que llegar próximamente.

Arthur, más que cuestionado

El fichaje de Arthur a razón de 30 millones de euros es una de las operaciones que Messi pone en tela de juicio: “Aquí no lo quiero”. Y el mejor ejemplo para cuestionarlo es Yerry Mina.

Arthur gremio

El sustituto de Mascherano ha llegado al club con muy buenas intenciones. Se ha adaptado rápido en lo personal, pero en lo deportivo está muy lejos del nivel Barça.

Messi teme que pase lo mismo con Arthur y haya que cargar con un nuevo Andrés Gomes, otro de los señalados por el rosarino. El astro argentino apoya más a Denis Suárez y Carles Aleñá, futbolistas que van pillando el sistema y tienen talento.

También será importante cerrar un nuevo defensa –Mina saldrá cedido– y reforzar la delantera. Antoine Griezmann llega y Paco Alcácer o Aleix Vidal pueden salir. Quizá los dos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad