¡Hay galáctico para Messi! Y es el sustituto de Piqué en el Barça | EFE

La puñalada final de Messi a Zidane: el trueque galáctico (y bomba) en el Barça (y tiene horas)

stop

El argentino lo decidió

29 de mayo de 2019 (19:16 CET)

El Barça necesitaba un golpe de efecto para acabar con todo lo malo que estaba asolando al club y más aún sabiendo que Ernesto Valverde seguirá como entrenador del conjunto azulgrana la temporada que viene, algo que han decidido los jugadores pero que saben que no gusta a la afición.

El crack argentino Leo Messi habría sido uno de los que habrían cerrado las puertas a la ilusión a la afición azulgrana vetando el fichaje de una estrella mundial como Antoine Griezmann, quien no iba a ser muy bien recibido de primeras por la afición culé, pero que por su nivel en el club estaban seguros que se la acabaría ganando.

Sin embargo, Messi tenía otros planes y tenían que ver con una llamada telefónica que podía cambiar muchas cosas en la entidad catalana en los próximos meses.

Un fichaje 'made in Messi'

La estrella azulgrana sabe que le quedan pocos años jugando al fútbol y es por ello que espera que al menos estos sean lo más divertidos posibles. Este año con la salida de Andrés Iniesta del Barça perdió otro socio y no ha encontrado en el equipo un virtuoso con quien divertirse en el campo.

Por ese motivo, el jugador argentino habría llamado personalmente a Neymar para avisarle que le quiere en el FC Barcelona la temporada que viene, que le dan igual sus problemas en el Paris Saint Germain y que el Camp Nou le dará una nueva oportunidad.

Neymar Jr | EFE

Un trueque para fastidiar al Real Madrid

Con la dificultad que hay para colocar a Philippe Coutinho en el mercado de fichajes a un precio decente, parece que el Barça finalmente optará por quedarse con el delantero brasileño y vender a un Ousmane Dembelé que ha sido demasiado irregular.

El futbolista francés entraría en la operación Neymar y se espera que Ivan Rakitic también podría estar en dicho fichaje, ya que ha estado su agente en París mirando el mercado inmobiliario durante las últimas semanas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad