La otra cara de Leo Messi

stop

La verdadera faceta del argentino fuera del terreno de juego

Messi avisa al Barça: la negociación más secreta de Florentino Pérez

14 de agosto de 2016 (12:46 CET)

Leo Messi espera el primer gran partido de la temporada relajado. El crack argentino fue el más destacado en el Trofeu Joan Gamper, donde demostró que su luz sigue brillando independientemente de los temas extradeportivos que lo han perseguido a lo largo del verano. Y es que el astro azulgrana ha regresado con las pilas bien cargadas al equipo culé. Para Luis Enrique, Messi sigue siendo la gran ficha intocable del terreno de juego.

Sin embargo, parece que más allá del futbol, Leo ha encontrado una vía de escape que le permite relajarse y disfrutar. Antonella Roccuzzo y sus dos hijos son los culpables de la tranquilidad que rodea a Messi cuando deja el balón. Y es que el argentino ha encontrado la estabilidad familiar junto a su nueva familia. Antonella, Thiago, Mateo y las dos mascotas del clan Messi son inseparables y cada dos por tres lo demuestran publicando vídeos y fotografías en las redes sociales.

La última noticia que el delantero azulgrana ha querido compartir con sus seguidores ha sido los primeros pasos de su hijo Mateo. En un vídeo publicado en Instagram, Leo ha dado a conocer que su hijo menor ya ha empezado a andar. De hecho, no lo ha hecho en un sitio cualquiera, sino que el pequeño ha dado sus primeros pasos en un campo de fútbol. En el vídeo se puede ver a la familia al completo, con un Leo Messi que se derrite ante las andaduras del pequeño Mateo. La mejor previa del argentino para el partido de este domingo frente al Sevilla.