Luis Suárez y Messi | EFE

La mentira de Luis Suárez (y Messi está en el lío) que destapa Zidane (y el Real Madrid)

stop

El top secret que esconden en del Barça

05 de junio de 2019 (10:31 CET)

Sin duda, fue la noticia de este martes. El fichaje de Luka Jovic por el Real Madrid resonó en toda Europa. Los blancos pusieron fin al que apuntaba que sería uno de los culebrones del verano. De hecho, ni siquiera dejaron que empezara. Florentino Pérez puso la pasta sobre la mesa y se acabó todo. Y el serbio y el club acordaron un contrato por seis años.

El Madrid se hizo así con el segundo fichaje de la temporada tras Eder Militao (y con permiso de Rodrygo Goes) y que también era una de las prioridades de Zinedine Zidane.

Además, fichando a Jovic, el Madrid ha evitado cualquier posibilidad de que se fuera al FC Barcelona. Y es que en el Barça también estuvieron muy interesados en sus servicios.

Florentino Pérez se lleva a Jovic

Desde el club catalán apuntan que en realidad fueron los culés los que desestimaron la operación. Por un lado, no estaban dispuestos a pagar lo que en el Eintracht de Frankfurt reclamaban el jugador. Los alemanes pedían 60 ‘kilos’, pero los culés no pensaban pasar de los 40.

Por otro, los blaugrana no consideraban que deportivamente el serbio tuviera la calidad necesaria para jugar en el Camp Nou. Sin embargo, la realidad de que Jovic no haya ido al Barça es otra muy distinta.

La mentira sobre Jovic en el Barça

Fuentes del propio club apuntan que si el Barça no apretó por Jovic no fue porque consideraron que era una cantidad demasiado alta, sino porque era un jugador que podría poner en peligro la titularidad de Luis Suárez. Y los pesos pesados del vestuario no querían que el uruguayo tuviera conflictos en el grupo por este motivo. Los mismos motivos por los que en el núcleo duro del equipo no quieren a Antoine Griezmann.

Griezmann y Messi | EFE

Una información que conocen hasta en el Real Madrid, donde saben de primera mano porque los catalanes no se han metido en la puja por Jovic. Y es que como consideran en Chamartín, de pagar 40 millones a 60 tampoco hay tanta diferencia. Y el Barça ha realizado operaciones mucho más descabelladas por jugadores menos contrastados, como por ejemplo Ousmane Dembélé.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad