La llamada de Mourinho a Neymar

stop

Al delantero brasileño del Barça nunca le faltan 'novias'

Neymar celebra su gol ante el Sporting | EFE

10 de octubre de 2016 (20:13 CET)

Por teléfono. De manera sorpresiva. En una conversación distendida y cercana. Lejos de los intermediarios, agentes de caché o magnates adinerados. De entrenador a jugador. Así transcurrió el intento de José Mourinho por fichar a Neymar Júnior.

Ocurrió en 2013, el mismo verano en que el Barça y el Madrid se mataban por hacerse con los servicios del astro brasileño. El club azulgrana, con Sandro Rosell a la cabeza, se llevó el gato al agua –aunque ello le acabase costando algún que otro disgusto– y le ganó la partida a Florentino Pérez. Pero no fueron los únicos clubes en intentarlo.

También Pep Guardiola le había hecho llegar su interés al entonces crack del Santos para llevarlo al Bayern Múnich. Y Mourinho, en aquel entonces, se disponía a regresar al Chelsea. El objetivo del técnico luso era contratar a Neymar para convertirlo en el buque insignia de un nuevo proyecto para el club blue. Proyecto que no tardó en estrellarse. Neymar estuvo listo al evitarlo.

Nada que hacer

El futbolista brasileño debió alucinar cuando descolgó su teléfono móvil personal y al otro lado de la línea se encontraba Mourinho. El técnico había conseguido su número a través de Jorge Mendes y le tentó para unirse a él, pero el jugador le explicó que era su padre quien llevaba las negociaciones con los clubes. Neymar no hizo caso, siempre tuvo claro que quería ir al Barça.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad