La lista negra de Neymar

stop

El delantero brasileño cuestiona el nivel de la plantilla del Barça

Neymar protagoniza un momento del fatídico partido entre el Barça y el Alavés (1-2) | EFE

21 de septiembre de 2016 (11:53 CET)

Neymar pide más protagonismo en el Barça. El delantero brasileño quiere aumentar su espectacular palmarés con muchos más títulos y un Balón de Oro que, de momento, se le resiste. No se conforma con ser la alternativa a Leo Messi y Cristiano Ronaldo. Campeón olímpico con Brasil, Ney ambiciona ganar la Liga y la Champions en su cuarta temporada en España, pero detecta algunos desequilibrios en la plantilla azulgrana.

El Barça ha fichado a Cillessen, Umtiti, Digne, André Gomes, Denis Suárez y Alcácer en verano. Sólo el defensa francés ha hecho méritos para ser titular en el equipo azulgrana durante el primer mes de competición. El resto debe asumir un papel secundario. Neymar está contento con algunos refuerzos, pero no entiende que el club no haya fichado a un lateral derecho para sustituir a Alves, a quien considera "el mejor del mundo" en su posición. Neymar ensalza a Sergi Roberto y destaca su polivalencia, pero considera que el futbolista catalán no tiene el nivel de su compatriota y puede sufrir mucho ante rivales de entidad. Por ejemplo, ante Cristiano Ronaldo.

Neymar, asimismo, considera que el nivel del Barça baja mucho cuando juegan Cillessen, Aleix Vidal, Mathieu y Alcácer. También duda de André Gomes, un futbolista que apunta alto, pero que ha costado 35 millones de euros fijos más 20 en variables y que le quitará muchos minutos a su amigo Rafinha. Ney considera que su compatriota tiene más registros que el portugués. Tiene clase y se multiplica en labores defensiva. André Gomes, en cambio, es un jugador poco sacrificado en el campo.

El crack brasileño del Barça también ha alertado, en conversaciones privadas, del mal momento de Mascherano. Neymar considera que Umtiti es mucho más fiable y hubiera apostado muy fuerte por el fichaje de Marquinhos. Considera que el jefecito, de 32 años, sufre demasiado como central y recuerda los errores cometidos contra el Alavés y sus problemas en el campo del Leganés. Mascherano, curiosamente, cuenta con la protección de Messi.

Neymar quiere destapar toda su magia en los próximos partidos del Barça. No tiene dudas sobre el rendimiento ofensivo, pero cree que el equipo es demasiado frágil en defensa.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad