La jugarreta del Barça antes del Gamper

stop

En el club azulgrana hay una premisa de moda: el fin justifica los medios

Leo Messi, ovacionado en el 50 Gamper | EFE

09 de agosto de 2016 (20:04 CET)

El fin justifica los medios. Es una premisa no muy bien valorada en los ámbitos más éticos pero que se ha puesto de moda en can Barça. Liberar al club de un largo y cansado proceso penal que ponía en riesgo de sus presidentes justificaba asumir la culpabilidad del club y manchar los antecedentes penales de la entidad. Ese es un caso aislado y mucho más trascendente que el que hoy nos ocupa: las triquiñuelas del club para ganar aficionados de cara al Gamper.

Al Barça le interesa el torneo doméstico porque es uno de los pocos partidos donde la recaudación va a parar directamente a las arcas del club, ya que los socios no tienen entrada libre. Es un partido que sirve al club para hacer su respectivo agosto, logrando cada año taquillajes alrededor de los tres millones de euros. Es por este motivo que, cuando se trata de marketing, todo vale.

El club está promocionando el partido contra la Sampdoria con todas sus estrellas. Explotando el efecto mediático del deprimido tridente mágico –Messi, Luis Suárez y Neymar– como gran aliciente. Sin embargo, el crack brasileño no jugará el partido por estar concentrado con la selección brasileña en los Juegos Olímpicos de Río- Es un detalle que se conoce desde hace meses, pero que el departamento de marketing del club ha preferido obviar para promocionar el partido.   

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad