Philippe Coutinho | EFE

La fiesta de Coutinho de la que hablan todos en el Barça

stop

El lío que pone al delantero carioca contra las cuerdas

01 de abril de 2019 (15:30 CET)

Philippe Coutinho está en el punto de mira en el Camp Nou. El brasileño, de hecho, es una de las patatas calientes que tiene el club entre manos. Y es que el fichaje más caro de la historia del Barça no está respondiendo a las expectativas en el terreno de juego.

Calidad tiene, de sobras, para ser titular en cualquier equipo del viejo continente. Pero, por los motivos que sean. El Coutinho del Barça nada tiene que ver con el Coutinho que enamoró a todos en el Liverpool.

Ojo al futuro de Philippe Coutinho

De ahí que no sean pocos los que den por hecho que el carioca se va a ir este verano. Ofertas tiene, tanto de la Premier League como de otras ligas como la francesa o la alemana.

Ahora falta ver por cuanto está dispuesto el Barça a vender al carioca. Saben que va a ser muy difícil recuperar la inversión, por no decir imposible. El problema es que las ofertas que llegan a día de hoy al Barça no pasan de los 80 millones, una cifra por la que los azulgranas no están dispuestos a venderlo.

Philippe Coutinho | EFE

La fiesta de la que todos hablan

El caso es que poco margen tiene Josep Mª Bartomeu y los suyos a la hora de intentar sacar una millonada por él. Entre otras cosas porque el carioca está decepcionando tanto dentro como fuera del campo.

Y la última fiesta del carioca es un ejemplo de ello. Y es que tras la victoria ante el Espanyol, un encuentro en el que el brasileño volvió a defraudar, él y varios cracs del equipo de marcharon a un hotel a celebrar el cumpleaños de su mujer Aine.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Nenexinha.♡ (@affectaine) el

Una fiesta a la que acudieron también Messi, Suárez o Jordi Alba con sus respectivas parejas. De hecho fueron ellas las que mostraron en las redes varios momentos divertidos de la celebración.

Pero claro, teniendo en cuenta su nivel en el campo, fiestas como ésta (que no es la primera en la que el carioca es protagonista) no sienten precisamente muy bien en la cúpula culé.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad