La estrella que deja plantado al Barça de Messi (y negocia con Florentino Pérez)

stop

El club azulgrana sufre un nuevo revés en materia de fichajes

Leo Messi acude a la Ciutat Esportiva del Barça con su Range Rover | EFE

13 de julio de 2017 (21:41 CET)

Las cosas están complicadas para el FC Barcelona. Aunque la entidad catalana sigue abogando por la paciencia para abordar los mejores fichajes, la situación asusta.

El futbolista más deseado es Marco Verratti. Un jugador sobre el que ya se han pronunciado todos los cracks del Barça. Incluso los que ya no están.

El último en hacerlo fue Xavi Hernández, al declarar que "Verratti es la pieza que le falta al Barça". Curiosamente, un perfil muy similar al que él mismo desempeñaba.

Andrés Iniesta también dijo que lo recibiría con los brazos abiertos. Sin expresarlo con demasiada alegría, fiel a su falta de sangre, el manchego dijo que intentaría ganar títulos con él, si ficha.

Pero el que más empeño ha puesto en esta operación es Leo Messi. El crack argentino cree que es necesario un jugador como el italiano para reforzar la medular. Tiene técnica, físico y cabeza.

Malas nuevas de París

Sin embargo, las últimas informaciones que llegan desde París no invitan al optimismo. El primero en pegar un palo al Barça ha sido Dani Alves.

El lateral brasileño ha sido presentado como nuevo jugador del PSG y, tras pedir perdón a Pep Guardiola, dijo que viene "para jugar con Verratti".

Desde el club parisino también se ha pronunciado Marquinhos: "Verratti y yo seguiremos en el PSG la próxima temporada".

"Verratti tiene mucho talento y representa el futuro del club", dijo el central brasileño, que durante varios veranos sonó como refuerzo para la zaga azulgrana. 

El zasca

Y echó más leña al fuego al hablar sobre Neymar: "Si tuviera que elegir a un jugador para el PSG, diría que fichasen a Neymar. Es joven y muy bueno, un crack". 

Las últimas, y peores, informaciones que llegan desde Francia señalan que Verratti se habría dejado querer, incluso, por el Real Madrid. Pero no para ahora, sino para ser el recambio de Luka Modric en el futuro a la espera del papel que pueda cuajar Dani Ceballos a las órdenes de un Zidane que no las tiene todas con el bético, un fichaje made in Florentino.

En la misma línea, una opción vuelve a planear por el Santiago Bernabéu. Zidane pide más madera en la posición de central. Un fichaje con galones que supla la falta de experiencia en un grande de Jesús Vallejo, el teórico relevo de Pepe.

Y el propio Marquinhos, defensa del PSG en la agenda del Barça desde tiempos inmemoriales, gusta mucho a Zizou. Tanto como para que Florentino Pérez haya tanteado ya la operación con Al-Khelaïfi, el capo máximo de la entidad francesa que, de entrada, y como en el caso de Verratti, se niega a abrir la puerta al brasileño que elegiría al Real por delante de la opción azulgrana con los ojos cerrados.