La 'espina' del caso Neymar es la reclamación de DIS

stop

El único contratiempo es por las fechas, ya que el jugador fichó antes de lo previsto

Neymar, durante un entrenamiento con el Barça | EFE

17 de abril de 2016 (19:58 CET)

Peligro controlado. Eso es lo que creen en la dirección del Barça tras la filtración del contrato de Neymar por Football Leaks. Los números que aparecen en los papeles hechos públicos, aseguran fuentes cercanas a la actual cúpula culé, son para respirar tranquilos porque "avalan lo declarado tanto por Josep Maria Bartomeu como por Sandro Rosell y otros directivos que han desfilado por el juzgado".

Grosso modo, el crack brasileño cobra unos 5 millones de sueldo fijo por campaña y un pago de 8,5 millones al fichar. Además, contempla un cobro de 100.000 euros por cada una de las convocatorias y recoge diferentes variables o primas por rendimiento. Por ejemplo, cobraría 425,000 euros por cada Balón de Oro y algo más de un millón de euros por temporada si juega más del 60% de los partidos. Por último, establece un premio de 637.500 euros si el equipo se clasifica para la Liga de Campeones directamente y otros 425.000 cada vez que supere la fase de grupos. Si consigue el triplete (Liga, Copa del Rey y Champions), se embolsaría 1,7 millones de euros, con diversas variables si gana alguno de esos títulos. En resumidas cuentas, ello totalizaría un sueldo mínimo de 45,9 millones en cinco años de contrato.

La única preocupación

"Lo que se ha visto es que Neymar no costó los 90 millones de euros que decían. Lo que pasa es que luego hay varios contratos suscritos con diferentes fines que totalizan alrededor de 40 millones de euros, pero nada tienen que ver con el salario del jugador", explican las fuentes de la cúpula blaugrana.

Así, en la dirección se cree que el tema está casi zanjado judicialmente. Lo único que genera preocupación ahora es la querella interpuesta por el fondo de inversiones DIS, que considera que debía cobrar el 40% del dinero que el Barça pagó al Santos. De hecho, reclama el 40% de los supuestos 83,3 millones que costó, puesto que sólo cobró ese porcentaje de los 17 millones que en principio dijeron que costaría el crack.

"En ese tema, el único problema es de fechas, ya que la venida al Barça se produjo antes de lo previsto, por lo que DIS dice que cuando se produjo tenía todavía vigencia su contrato con la familia Neymar. Ya veremos cómo se despeja esa duda, aunque de todos modos está fuera de lugar que exijan el porcentaje sobre más de 80 millones porque ésa no fue ni de lejos la cifra que costó el jugador", subrayan las fuentes consultadas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad