La (escandalosa) letra pequeña de la venta de Claudio Bravo al Manchester City 

stop

El acuerdo entre los dos clubes es cuestión de horas

Claudio Bravo celebra la victoria del Barça sobre el Valencia; colaboró con dos grandes paradas | EFE

17 de agosto de 2016 (13:13 CET)

Es el nombre de la semana. Claudio Bravo se ha convertido en el foco de atención del FC Barcelona en las últimas horas. El portero chileno cada vez tiene su salida más cerca, por lo que en la previa de la vuelta de la Supercopa de España, el sudamericano es el nombre más sonado. El acuerdo entre Bravo y el Manchester City parece cuestión de horas. Y es que la guerra en la portería azulgrana ya ha nombrado a un ganador: Marc-André Ter Stegen.

Por ello, todo apunta a que Claudio defenderá este miércoles por última vez el escudo del Barça.

El Manchester City es la gran apuesta del chileno. Tras pasar unos días en los que la incertidumbre y el duelo en la portería reinaban en el vestuario azulgrana, Claudio ha tomado cartas en el asunto. El guardameta ha decidido aterrizar en un club con un alto poder adquisitivo que le mejora el contrato que tiene en la entidad catalana, tanto en sueldo como en años. Además, a nivel deportivo parece ser que Guardiola le ha prometido que lo jugará todo. Una buena alternativa para Bravo, aunque parece que quien no ha jugado tan bien sus cartas ha sido el Barça.

El traspaso del Claudio Bravo

El club culé está a punto de firmar un acuerdo por el portero chileno en el que el City le pagará unos 16 millones de euros fijos más variables hasta un máximo de 20 'kilos'. Estas cifras que se barajan representan una ridiculez, teniendo en cuenta que a día de hoy Bravo es uno de los guardametas en mejor estado de forma. De hecho, los barcelonistas dejarán escapar a un gran jugador por la mitad de la cláusula de recesión que se fijó en su día.

Una vez más, la entidad culé deja en evidencia su rentabilidad en las operaciones salida. Solo por marcar un ejemplo, el Real Madrid vendió por 25 millones a Jesé Rodríguez, un futbolista que ha pasado una temporada en el banquillo y no ha podido demostrar nada. Las dotes negociadoras del Barça dejan mucho que desear una vez más. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad