La conspiración de Neymar contra Messi

stop

El delantero brasileño se juega mucho en las próximas semanas

Messi y Neymar reclaman distancia para lanzar una falta | EFE

22 de septiembre de 2016 (12:52 CET)

Lesionado Leo Messi, el Barça se entrega a Neymar júnior. A la magia del brasileño. Al talento de un futbolista único. Luis Enrique necesitará la mejor versión del delantero para reactivar a un equipo que ya ha perdido cinco puntos en la Liga. Y Neymar se encuentra ante una buena oportunidad para reivindicarse como estrella. Como líder.

Neymar siempre ha respetado la jerarquía de Messi en el campo. El liderazgo del argentino. Aunque el escenario es incómodo para él, el brasileño nunca ha querido entrar en polémicas con su compañero. Al menos, públicamente. Curiosamente, o no, la temporada pasada exhibió su mejor nivel durante las dos meses que Leo estuvo de baja por una lesión de rodilla.

El Barça se agarró a Neymar en un momento delicado. Y Neymar respondió con un fútbol maravilloso. Asumió el mando del equipo y lideró su recuperación después de las derrotas contra el Celta y el Sevilla. Messi regresó en el Bernabéu. El día del 0-4. Entró en la segunda parte de un partido que encumbró al grupo azulgrana.

Un año después, Messi vuelve a estar lesionado. En principio, estará tres semanas de baja, aunque las lesiones musculares son muy traidoras. Neymar, que todavía no ha alcanzado su mejor nivel, tendrá otro reto por cumplir. El Barça le necesita. Y él tiene la mejor ocasión para reivindicarse como futuro Balón de Oro. Como el socio perfecto de Messi en el campo.

"Neymar demostrará que puede ser el líder del Barça y el mejor futbolista del mundo. Que nadie dude de él", proclama una fuente próxima al delantero brasileño, que a partir de esta temporada cobrará 28 millones de euros anuales en concepto de salario.  "En uno o dos años, Neymar quiere ganar el Balón de Oro", añade la misma fuente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad