Ousmane Dembélé | EFE

La conspiración de Dembélé que pone a Messi, Luis Suárez (y a Florentino Pérez) con los pelos de punta: algo huele muy mal en el Barça

stop

El equipo culé se lleva los tres puntos contra el Leganés

20 de enero de 2019 (22:41 CET)

El poder de Ousmane Dembélé en el Barça aumenta. Al francés le ha costado aparecer, pero vaya como lo ha hecho. Este domingo se propuso cubrir el hueco de Leo Messi, que empezó desde el banquillo.

Leo Messi banquillo

Y lo hizo. Le costó 32 minutos, pero lo hizo. El delantero pegó de primeras al balón un pase horizontal de Jordi Alba y la colocó en el palo largo del portero para poner el 1-0 en el marcador.

Dembele gol leganes

Dembélé firma una de sus mejores actuaciones

Todo ello mientas no dejaba de intentarlo, encarando a todo rival que se le ponía por delante. El francés siguió dando pasos adelante.

La noche, no obstante, no terminó bien para el francés, que tras un mal gesto en el minuto 69 tuvo que ser sustituido. Una lástima. Estaba protagonizando uno de sus mejores partidos.

Eric Abidal mete mano

Un Dembelé que con actuaciones como la que firmó contra el Leganés va cogiendo peso en el FC Barcelona y que atraviesa una situación que pocos hubieran imaginado hace unos meses. No cuando se dormía y llegaba tarde a los entrenamientos. Y es que el atacante se ha convertido en una pieza clave de Valverde.

No obstante, el protagonismo que está adquiriendo el ex del Borussia Dortmund no ha venido solo. Eric Abidal ha tenido mucho que ver. El atacante tiene en el secretario técnico a su gran aliado.

El protagonismo de Dembélé no es casualidad

El que se haya convertido en titular indiscutible no es casualidad, así como el que Phillippe Coutinho haya perdido su protagonismo. El brasileño ha pasado a ser casi un suplente habitual para el Txingurri, pero ello no es fruto solo de la mmala forma del carioca. Y es que . En este sentido, desde arriba ya han dado las órdenes al técnico. De hecho, el que le digan a qué jugadores tiene que dar más o menos protagonismo, es una de las razones por las que duda si seguir el próximo año.

Unas directrices cuyo motivo no es otro que el que Abidal quiere que Dembélé se sienta a gusto y arropado en el equipo. Todo lo que no ha estado con Luis Suárez y Leo Messi, que nunca le tuvieron demasiado cariño ni le arroparon como a Coutinho o a Neymar en su momento.

Los fichajes de Abidal para proteger a Dembélé

Así lo demuestra el que el Barça haya fichado a jugadores como Clement Lenglet o Todibo, o que lo intentaran con Antoine Griezmann y con Adrien Rabiot. Y es que el club no se gastó 140 millones entre fijos y variables porque sí.

En este sentido, los planes para con Dembélé pasan por que vaya cogiendo peso en el equipo, tomando el mando y galones para tomar decisiones importantes en el futuro en la línea de ataque.

Decisiones como la de fichar a jugadores como Giroud o, incluso en un futuro, a Kylian MbappéAbidal ya ha señalado a Dembélé que París se le quedará pequeño a su compatriota, y que ahí estará el Barça para intentar ponerlo a su lado. Le ven como el futuro Leo Messi y como la puñalada más grande a Florentino Pérez y al Real Madrid.

El Barça sigue firme hacia el título de Liga

En cuanto al partido, el Barça contra el Leganés en el primer partido de los culés en la segunda vuelta de la Liga. Con este resultado  

Valverde optó por dar descanso a algunos de los pesos pesados, en vistas a la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey contra el Sevilla del próximo miércoles. Y ojo, no dejó en el banco a cualquiera. Messi fue el gran ausente de la noche. Ivan Rakitic fue el otro destacado en el banquillo.

En su lugar salieron Coutinho completando el tridente junto a Luis Suárez y Dembélé, Carles Aleñá acompañando a Arthur y a Sergio Busquets, mientras que en defensa formaron Sergi Roberto, Gerard Piqué, Thomas Vermaelen y Jordi Alba. En la portería el indiscutible Marc-André ter Stegen.

Aunque los culés no lograban acercarse con claridad ante un Leganés muy bien ordenado, el dominio fue del equipo culé en los primeros minutos. El hombre más destacado fue Dembélé, que se volvió a mostrar muy descarado. Poco a poco el galo va dando pasos adelante y hoy se dispuso a cubrir el vacío de Messi.

Dembélé y Suárez ponen los goles

Y lo hizo. Le costó 32 minutos pero lo hizo. El delantero pegó de primeras al balón un pase horizontal de Jordi Alba y la colocó en el palo largo del portero para poner el 1-0. La exhibición de Dembélé continuó, pero el marcador ya no se movió en la primera parte.

En la segunda los culés salieron más relajados y fueron cediendo terreno a los madrileños. Y lo pagaron caro. En el 57’ Martin Braitwaite, que en una semana ha anotado al Real Madrid y al Barça, empató el partido para los pepineros.

El míster culé echó mano del banquillo y dio entrada a Messi y Rakitic en el 64’ en sustitución de Aleñà y Arthur. Y cinco minutos después se produjo la peor noticia. Dembélé tuvo que abandonar el campo por lesión. Malcom lo sustituyó.

Los movimientos dieron resultados al conjunto catalán, que en el 71’ se ponían de nuevo por delante. El autor del gol fue Suárez, que remató un balón suelto de Cuéllar tras un disparo de Messi. Un Leo que fue el encargado de sentenciar la contienda, anotando el 3-1 en el primero de los isete minutos de descuento que añadió el colegiado.Con estos tres puntos los catalanes mantinene a ralla al Atlético de Madrid, que sigue a cinco puntos, y siguen su paso firme hacia el título.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad