La centralita de las oficinas del Barça echa humo contra Dani Alves

stop

Un directivo del club no descarta sancionarle por la tomadura de pelo tras la eliminación de Champions

Dani Alves, disfrazado de Joana Sanz

15 de abril de 2016 (18:24 CET)

Crispación en el entorno del FC Barcelona. La centralita de las oficinas del club echa humo. Los socios han descolgado sus teléfonos en estampida para quejarse de Dani Alves. Pidiendo una sanción contra el futbolista brasileño. Después de ocho años en el club, Alves todavía no ha entendido nada. Ni el sentimiento culé, ni la sensibilidad del socio.

La ira de la culerada viene dada por el vídeo que Alves publicó este jueves en Instagram imitando a su pareja, Joana Sanz, como si le estuviese dando ánimos tras la dura derrota. Alves, con una pelula y todo, transmitió la sensación de estirase riendo de la afición. Y muchos han montado en cólera. Especialmente tras comparar su show con las lágrimas reales del capitán Andrés Iniesta.