La carambola que prepara el Barça para el mercado de fichajes de enero  

stop

El fichaje podría hacer saltar a un intocable

La reacción de Luis Enrique a la derrota en la zona mixta | EFE

23 de septiembre de 2016 (13:24 CET)

Prioridad máxima. La secretaría técnica del FC Barcelona sabe cuál es la prioridad máxima de Luis Enrique Martínez para la próxima ventana. Robert Fernández tapó casi todas las necesidades que le presentó el entrenador asturiano este verano. Ni más ni menos que seis nuevas fichas reforzaron el fondo de armario azulgrana. Sin embargo, quedó un tema en el tintero: un lateral derecho de primer nivel capaz de ser titular indiscutible.  

La baja de Dani Alves sigue pesando en el equipo de Lucho. El brasileño se había afianzado en la banda diestra y era una de las piezas intocables en el Camp Nou. Aun así, este verano las tornas cambiaron y el seguro de Luis Enrique echó el vuelo camino a la Juventus. Frente a esta ausencia, Aleix Vidal tenía que ser el recambio natural de Alves, pero sin embargo, el técnico culé no confía en el de Puigpelat y ya acumula tres partidos sin entrar en la convocatoria.  

Y Sergi Roberto, ¿qué?  

Sergi Roberto ha sido el mayor beneficiado de esta situación, como mínimo en parte. El joven canterano se ha afianzado en la banda derecha. Un centrocampista de primer nivel, pero también capaz de ocupar otras demarcaciones gracias a su polivalencia. El de Reus se ha convertido en el sustituto titular de Alves. Lucho confía en el joven jugador, por lo que le ha ganado la partida por goleada a Aleix.  

Sin embargo, la posición necesita a un jugador titular cuya posición natural sea la de carrilero diestro. Por ello, la prioridad máxima para el próximo mercado de invierno será la de encontrar a un lateral de primer nivel para ocupar esta posición en el Camp Nou.  

Esta nueva incorporación podría hacer tambalear la presencia protagonista de Sergi Roberto en el once titular. Así, la llegada de un lateral liberaría al canterano de una demarcación que está cubriendo con creces pero que no es la suya por naturaleza. Y es que todo apunta a que si el lateral llega en enero, el jugador volverá a ocupar de nuevo el banquillo barcelonista. André Gomes se configura como el cambio natural de Sergio Busquets, por lo que aunque Roberto es un futbolista que ha demostrado con creces su potencial, se deberá disputar la suplencia con el portugués. Las tornas pueden cambiar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad