La campaña mediática de Busquets revuelve las tripas en el Barça

stop

Malestar en la directiva del club por las presiones del jugador y su representante sobre la renovación de su contrato

Sergio Busquets

03 de marzo de 2016 (17:47 CET)

Sergio Busquets no es un futbolista mediático ni se prodiga ante los medios de comunicación. Discreto y comedido habitualmente en sus manifestaciones, han sorprendido sus mensajes a Josep Maria Bartomeu sobre la promesa de renovación que le hizo el presidente del Barça. La campaña de Busquets y su representante, Josep Maria Orobitg, ha revuelto las tripas a la junta directiva azulgrana.

Orobitg sigue presionando a la junta directiva del Barça. Hace un año recibió la promesa de que el club aumentaría la ficha de Sergio Busquets y todavía espera noticias. El jugador, molesto, ha hablado en las últimas semanas para varios medios de comunicación y ha repetido el mismo mensaje: "Espero que Bartomeu cumpla su palabra lo antes posible. Mi renovación depende del presidente".

Declaraciones inoportunas

La junta directiva del Barça está molesta con las palabras de Sergio Busquets. Las presiones del futbolista han sentado mal en la cúpula del club. Los altos ejecutivos y los directivos insisten en que la entidad cumplirá su promesa cuando acabe la temporada. Creen que el centrocampista ha sido muy inoportuno en unos momentos de máxima actividad deportiva.

Los dirigentes del Barça consideran que el equipo debe estar más unido que nunca para intentar ganar la Liga, la Copa y la Champions. En el club sueñan con el segundo triplete consecutivo y quieren que el equipo sea una piña. Por dicho motivo, lamentan las declaraciones de Busquets, uno de los jugadores mejor pagados de la plantilla. Además, recuerdan que Bartomeu ha asumido, públicamente, el compromiso de mejorar el salario del mediocentro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad