La broma de Dani Alves tras caer eliminados lo mata en el Barça

stop

El defensa se disfraza de su novia y se gana su sentencia en el club

Dani Alves, disfrazado de Joana Sanz

15 de abril de 2016 (10:13 CET)

Lo ha vuelto a hacer. Dani Alves, uno de los jugadores retratados en el Calderón (y en numerosos partidos de la temporada) se ha tomado la eliminación de la Champions a cachondeo. El defensa ha publicado un vídeo en Instagram con una peluca de mujer para hacerse pasar por su novia, Joana Sanz, y mandarse un mensaje de ánimo. Evidentemente, su nueva salida de tono ha sentado mal entre los pesos pesados y puede suponer su sentencia en el club.

Alves, disfrazado de Sanz, dice: "¡Hola! Soy Joana Sanz. Quiero mandar mucho ánimo a mi cariño que está muy triste. Pero cariño, es sólo un partido de fútbol. No pasa nada, la vida sigue. Tú vales mucho más que esto, ¿Vale? Te amo mucho. Te quiero mi amor ¡Te quiero!". Sin perder la sonrisa y el modo pitorreo. Un gesto indignante para plantilla, cuerpo técnico, club y afición.

Sentenciado

Es cierto que la broma de Alves no ha sentado a todos por igual. Compañeros como Ivan Rakitic han apoyado este espectáculo en las redes sociales. Pero los pesos pesados lo han llamado al orden. Le han recordado que se debe a un escudo y a una hinchada, y que no es momento de hacer tonterías. La actitud de Dani no deja de constatar que Luis Enrique ha perdido el control y que los jugadores van, cada vez más, por libre.

Alves, por otra parte, asume que tiene muy complicada su continuidad en el Barça. Tiene una ficha demasiado alta para el rendimiento que puede ofrecer. Está en el escaparate. Si tenía dificultades para seguir en el club, este numerito lo pone directo con las maletas en la puerta. Los directivos y responsables de la parcela técnica le han puesto la cruz.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad