La secretaría técnica acelera para cerrar el próximo fichaje antes del domingo | EFE

La bomba en el Barça para la Supercopa contra el Real Madrid está a punto de estallar

stop

Los responsables blaugrana ultiman los detalles del próximo fichaje

09 de agosto de 2017 (11:51 CET)

Hay prisa. El margen de movimiento para los responsables del FC Barcelona se estrecha con cada día que pasa. El tiempo apremia en las oficinas del club azulgrana.

Los 222 millones que tiene el Barça en la caja fuerte después de la salida de Neymar Jr son la envidia de muchos clubes de Europa.

Arma de doble filo

Sin embargo, la supuesta posición ventajosa que tienen los culés en cuestiones de fichajes respecto al resto de grandes europeos puede girarse en contra de los catalanes.

En primer lugar, porque a sabiendas del montante del que dispone el club blaugrana, los vendedores le pedirán lo que no está escrito por sus jugadores.

Los 120 ‘kilos’ que reclamaron de entrada en el Liverpool por Philippe Coutinho o los 150 que han llegado a pedir por Ousmane Dembélé en el Borussia Dortmund así lo demuestran.

Con la moción en el horizonte

Pero este no es el principal problema de la directiva. Con 222 millones están obligadísimos a fichar bien. Si no lo hacen, Leo Messi no firmará su renovación –el argentino exige un equipo de garantías para prolongar su contrato- y lo que es peor: los seguidores se echarán encima de los mandatarios.

Asimismo, si no hacen bien los deberes, la moción de censura que Agustí Benedito quiere impulsar en septiembre se les puede echar encima y de qué manera. Los socios culés no perdonarán otro verano sin buenos fichajes.

Con todo, en los despachos del Camp Nou han pisado el acelerador en las negociaciones que tienen abiertas. Según apunta el diario Marca, las intenciones de Josep Maria Bartomeu y compañía pasan por cerrar el traspaso de Coutinho cuanto antes con tal de que el centrocampista del Liverpool pueda estar en la grada para presenciar el Barça-Madrid del próximo domingo en el feudo culé. Veremos.