Gerard Piqué | EFE

La bestial humillación de Piqué al Espanyol tras confirmarse su descenso a Segunda División

stop

Los de Quique Setién superan a los de Rufete en el Camp Nou (1-0) con gol de Luis Suárez

08 de julio de 2020 (23:55 CET)

El FC Barcelona venció al RCD Espanyol (1-0) en la visita de los periquitos al Camp Nou, en un partido más práctico que brillante en el que el tanto lo antotó Luis Suárez en el minuto 55. Con este resultado los de Quique Setién dormirán a un punto del Real Madrid a la espera del milagro y confirman el descenso de los de Rufete a Segunda División.

Barcelona Espnayol

Y es que al margen de que los blaugrana hayan puesto presión al Real Madrid, la de hoy era una noche era especial por ese otro motivo. Para muchos el encuentro de esta noche era como la disputa de un título. Que los de Cornellà se vayan a segunda es para buena parte de la parroquia azulgrana una gran satisfacción.

Venganza

Porque la masa blaugrana no olvidan todavía aquella noche del 'Tamudazo', en la que el Espanyol privó de la Liga al Barça en el último minuto de un derbi disputado en el Camp Nou. En segundos los culés pasaron de ser casi campeones a alejarse del campeonato definitivamente. De hecho, es lo que siempre suelen recordar los aficionados del Espanyol a los del Barça, tal cual hacen los del Real Madrid con sus 13 Champions Leagues. Y enviar a los periquitos a Segunda División en el escenario del 'Tamudazo', es una alegría para muchos.

Como un título para Piqué

Pero para algunos la cosa va más allá. Por ejemplo, para hombres como Gerard Piqué. El central catalán, como muchos jugadores de la Masia, es de los que siempre ha considerado al Espanyol uno de los eternos rivales. Pero esta animadversión es mayor desde que es jugador del primer equipo.

Porque el defensa blaugrana tiene muy presente como se le ha tratado en cada una de sus visitas a los estadios en los que los blanquiazules jugaban de locales. Al Olímpico de Montjuïc o a Cornellà-El Prat. Los insultos que se han escuchado desde la grada no se le olvidan al crack.

Piqué no olvida

Sobre todo los que le han dedicado a su pareja, Shakira, y a sus hijos, Milan y Sasha. Incluso se han escuchado cánticos deseándoles la muerte. Lamentable. Por eso, para Piqué hundir al Espanyol en el feudo culé sabe sabe tan bien. Y sí, cierto es que al jugador también le gusta provocar, pero no se sale de la rivalidad deportiva y picaresca que une a los dos equipos. No desea la muerte a los blanquiazules. Y hoy se sacudió todos los improperios que le han lanzado a lo largo de estos años. Por eso llegó con su bicicleta de descenso al Camp Nou. Una imagen impagable para los culés.

Por no hablar del juego sucio que se lleva habitualmente sobre el terreno de juego, como también se vio hoy en la expulsión de Pol Lozano. La entrada bien podría haber enviado a Gerard al hospital. Por eso y por todo lo anterior, su celebración por la victoria fue más especial de lo habitual.

Gerard Piqué Espanyol

Y no solola suya. Porque situaciones como la de esta noche solo pasan una vez en más de 100 años. Y que sea en el Camp Nou y contra el Barça, se dice en algunos sectores del club, sienta incluso mejor que un título de Liga. A falta de alegrías propias, bien están las desgracias del rival. Y Piqué lleva días espoleando al personal con lo que iba a suceder esta noche.

Luis Suárez mantiene vivo al Barça

En cuanto al partido, los blaugrana han salido a por el choque desde el primer minuto, anteun Espanyol cerrado atrás a cal y canto y cuyo banquillo celebraba como un gol cada balón recuperado. Rufete apostó por jugar a la contra y la jugada le salió bien durante los primeros 45 minutos. Consiguió aguantar el 0-0 en el primer tiempo. Incluso tuvo una ocasión clara al límite del descanso en un balón que se estrelló en el palo.

En la segunda Quique Setién arriesgó con los cambios. Sacó a Ansu Fati por Nelson Semedo. Pero los planes duraron poco. En el 50' el canterano era expulsado por una entrada muy peligrosa. Aunque minutos después los equipos volvieron a igualarse en número cuando Pol Lozano entró violentamente a Piqué. Empezaba otro partido. Y ahí el no perdonó.

Luis Suarez Espanyol

Luis Suárez anotó el 1-0 en el 55'. El uruguayo conseguía abrir por fin la lata. Y con el marcador a favor, los locales decidieron guardar la ropa y reservar fuerzas para el próximo sábado. Setién agotó los cambios, dejando un 4-4-3-2 en los últimos minutos. El Espanyol no bajó los brazos hasta el final, y todavía tuvo alguna ocasión para igualar la contienda, pero no pudo evitar lo que se llevaba oliendo desde hace jornadas. Confirmaron su descenso a Segunda División. Los blaugrana, por su parte, se ponen a un punto del Madrid a la espera de lo que hagan el próximo viernes contra el Alavés. La Liga está viva.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad