Jugadores del Barça rajan del 'figura' del vestuario

stop

Las últimas cifras enciden los comentarios entre bambalinas

La plantilla del FC Barcelona durante la temporada 2012-13 | EFE

03 de noviembre de 2016 (14:08 CET)

No cae en gracia. No es la primera vez que Marc-André Ter Stegen se sitúa en el punto de mira de algunos de sus compañeros. El portero alemán no acaba de cuajar con varios pesos pesados del vestuario del FC Barcelona, por lo que es un secreto a voces que las pullas le llegan de tanto en tanto al germano. El joven jugador es un tipo un tanto frío y distante, por lo que no ha tenido facilidad para adaptarse a la filosofía y a la manera de hacer de los barcelonistas más veteranos.

Tan es así que en numerosas ocasiones, fuentes allegadas a la plantilla culé han desvelado que la soberbia de Ter Stegen le ha pasado factura de puertas para dentro. Aun así, la gota que colmó el vaso no llegó hasta el verano. Claudio Bravo era un futbolista muy querido dentro del equipo azulgrana, por lo que la jugada maestra de Marc-André sentó mal a algunos de los hombres con más peso dentro del cuadro de Luis Enrique Martínez. El guardameta puso contra las cuerdas al club catalán que tuvieron que decidir entre el alemán o el chileno; el joven con un futuro alentador le ganó la partida. La decisión del Barça ante la polémica de la portería hizo estragos en el vestuario, ya que la baja de Claudio fue un golpe duro a nivel personal para varias fichas barcelonistas.

Los números hablan por sí solos

Aun así, aquí no queda todo. Marc-André no ha conseguido hacer piña en el equipo, por lo que su forma de ser enciende ciertas rencillas entre los compañeros. Sin embargo, el tema que preocupa más actualmente no queda solo en la recámara, ya que las cifras del germano empiezan a preocupar sobre el terreno de juego.

Las estadísticas deportivas de los últimos encuentros señalan al guardameta titular, por lo que la sombra la duda persigue al jugador. Tan es así que en el partido frente al Manchester City, el Barça encajó tres tantos de cuatro disparos entre los tres palos, es decir, los de Pep Guardiola demostraron un 75% de efectividad ante la portería defendida por el germano.

Hay más. Frente al Valencia, el joven portero volvió a tener problemas; el conjunto rival llegó a puerta cuatro veces y anotó dos goles. En conclusión, Ter Stegen ha sido batido cinco veces en ocho disparos directos a su arco. Estas cifras no dejan indiferente al equipo azulgrana, ya que los comentarios entre bambalinas persiguen a Marc-André. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad