Jugadores del Barça calientan la Liga por Whatsaap (tres recaditos al Real Madrid) 

stop

Los blancos recibieron por todos lados en el grupo del vestuario

Los jugadores del Barça celebraron la derrota del Madrid | EFE

16 de enero de 2017 (10:56 CET)

Ardió. El grupo de Whatsaap del vestuario del FC Barcelona se colapsó. Estuvo en silencio todo el día. Hasta que se cumplieron las 22:34.

El pitido final en el Ramón Sánchez Pizjuán fue el pistoletazo de salida a una retahíla de mensajes en los que los jugadores dejaron claras cuáles son sus intenciones de aquí a final de temporada.

Los hombres de Luis Enrique nunca dieron nada por perdido y ahora todavía menos. No recortaron una gran distancia con la victoria ante ellas Palmas y la derrota del Madrid, pero la conjura está clara en la plantilla azulgrana. Motivos no le faltan.

Acostumbrado a las remontadas

A lo largo de la historia han sido más veces las que el Madrid ha sido campeón de invierno y el Barça en verano que al revés.

El último precedente es muy cercano. Fue en la primera temporada de Luis Enrique, cuando el Barça vivía cuatro puntos por debajo de los blancos. Al final el equipo de Luis Enrique se llevó el segundo triplete de su historia.

Mejor rendimiento en las segundas vueltas

Más argumentos. Los equipos de Luis Enrique tienden a rendir más y mejor en las segundas vueltas. En el Celta terminó la primera vuelta en la posición 15 de la Liga y la terminó 9º.

La primera temporada del asturiano en el Barça vuelve a ser otro ejemplo. Irregular en la primera vuelta, en la segunda arrasó con todos los rivales que se pusieron por delante. O la pasada.

Después de un rendimiento bastante irregular de Neymar y Luis Suárez en la primera parte de la Liga, protagonizaron una segunda bestial. El uruguayo llegó a marcar 14 goles en 5 partidos.

Empieza el bajón blanco

Los mensajes no se detuvieron ahí. Los futbolistas tampoco creen que el Madrid vaya a ganarlo todo. El Barça apuntaba a ganarlo todo a estas alturas de la temporada pero el bajón del mes de abril estuvo a punto de dejarlo sin títulos.

 El conjunto catalán vio como la diferencia de 9 puntos se reducía a nada en apenas cuatro jornadas. Al Madrid le puede pasar lo mismo.

Al equipo merengue le han pasado factura tantas victorias y los barcelonistas  piensan que esto puede ser solo el principio del bajón definitivo.

Han visto al conjunto de la capital tontear demasiadas veces con la derrota en los últimos partidos y creen que la suerte se ha terminado. En el Barça van a por todas.