Josep Maria Bartomeu pasa al ataque con un fichaje galáctico de locura para el Barça (¡Primer aviso a Florentino Pérez!)

stop

No será el primer fichaje de la revolución que planea el presidente azulgrana

Josep Maria Bartomeu empieza la revolución en el Barça para la próxima temporada | EFE

22 de febrero de 2017 (10:23 CET)

Toca rectificar. La planificación no fue la adecuada y hay que corregir errores. Los responsables blaugranas prefirieron fichar oportunidades antes que necesidades. Las consecuencias están ahí.

Un equipo que va en caída libre y una temporada que podría terminarse tres meses antes de su conclusión. Con respeto al Alavés, la Copa no consolará a nadie después de una de las campañas más irregulares de los últimos 20 años.

El fichaje de André Gomes en lugar de un lateral derecho es una de las equivocaciones que mejor definen lo ocurrido el pasado verano. Precisamente la posición que ocupa ahora Sergi Roberto es la primera que el club quiere reforzar para la temporada que viene. En la entidad no quieren más experimentos.

Primer refuerzo obligado

El escogido es Héctor Bellerín. El lateral de 21 años es un fijo de Arsène Wenger, pero su pasado azulgrana y el largo camino que tiene por delante serán definitivos para concretar su contratación.

Acaba de renovar por cinco temporadas con los gunners y hacerse con sus servicios no será fácil. Sobre todo económicamente. No obstante, en el Barça no quieren volver a cometer los mismos errores. Y no será la única rectificación.

En la directiva se dieron cuenta que no se hicieron bien las cosas. El nuevo Barcelona quiere limpiar el vestuario de jugadores mediocres y de parches y fichar titulares que aseguren el futuro del club. Futbolistas en los que poner el club en sus manos. Prefieren invertir en tres o cuatro cracks contrastados que gastarse el dinero en seis jugadores bonitos y baratos.

Junto a Bellerín, el zaguero del PSG Marquinhos es el gran deseo de la secretaría técnica para apuntalar la defensa. Hace años que el central está en la agenda del club culé y si hay un momento para ligar al jugador es ahora. A sus 22 años es un seguro para las próximas temporadas.

Movimientos en el centro

El centro del campo también sufrirá modificaciones y no serán como las de los últimos años. El gran favorito es Marco Verratti. El de Pescara era ya uno de los grandes deseos del club desde que Xavi  mandaba en el centro del campo. El de Terrassa ya le definió como su sucesor, tal y como hizo Andrés Iniesta esta misma semana.

Si el fichaje del italiano no se consuma, los catalanes tienen un plan B. Bernardo Silva, mediapunta del Mónaco, es el tapado. A Leo Messi le gusta y está siendo una de las revelaciones de la Champions League. Los ojeadores le siguen muy de cerca.

Más pólvora

La otra zona del campo a reforzar seriamente es la delantera. Luis Suárez cumplió 30, los mismos que cumplirá Messi en junio. Todavía tienen años de fútbol de altísimo nivel por delante, pero el equipo necesita un delantero de futuro. Alguien capaz de cargarse el equipo a la espalda. De desencallar un partido. Que aporte cosas diferentes. Todo lo contrario de lo que es Paco Alcácer.

El club no concretará ninguna operación antes de. Al menos, estar oficialmente eliminados de la Liga de Campeones. La situación en la Liga para entonces será o que marcará que desde la directiva inicien los movimientos pensando en el próximo curso. La revolución está en marcha.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad