Jordi Alba lía la de Dios en el Barça: ojo al follón (y a Messi)| EFE

Jordi Alba lía la de Dios en el Barça: ojo al follón (y a Messi)

stop

El internacional español arrastra tensiones y un mosqueo con Abidal

25 de julio de 2018 (21:15 CET)

Jordi Alba y Eric Abidal tienen una relación algo tirante. Probablemente el lateral catalán sea el jugador del vestuario que peor ha llevado el fichaje del nuevo secretario técnico.

El nombramiento del galo fue doblemente doloroso para Jordi porque el club decidió liquidar a una de sus personas de confianza, Robert Fernández. El ex secretario técnico fue clave en el fichaje de Alba por el Barça en 2012.

El crack de L'Hospitalet llegó al Camp Nou para suplir, precisamente, la ausencia de Abidal debido a su enfermedad: un tumor en el hígado.

En vistas de que Abi no podía rendir a primer nivel, el entonces presidente Sandro Rosell –recientemente acusado de comprar un hígado ilegal al francés en aquellas fechas– apostó por un recambio de garantías. Y al año siguiente Abidal fue despedido.

El defensa galo se fue del Barça malas formas. Siempre con mucho respeto, pero rebotado porque consideraba que aún tenía opciones de jugar con los mejores. El club no lo estimó así.

Y Alba, que lo bordó durante el año en que Abidal recayó de su enfermedad, se quedó definitivamente con su puesto. Desde entonces, su relación fue prácticamente nula.

Éric Abidal y Tito Vilanova levantan el título de Liga 2013

El regreso de Abidal a la secretaría técnica es para Alba algo parecido al fichaje de Luis Enrique como seleccionador español: no le hace ni pizca de gracia.

Lucas Digne, cerca del Everton

Y los motivos no han tardado en verse. Al poco de llegar, Abi puso en marcha la búsqueda de un lateral izquierdo de mayor nivel. Lucas Digne no está a la altura del Barça.

El lateral francés, además, está en la línea de salida. Recientemente ha recibido una oferta tentadora del Everton y se dispone a aceptarla porque ansía tener más minutos que en el Camp Nou.

Pero antes, debe aceptarla el Barça, que pagó 16,5 millones de euros al PSG hace dos años. Como mínimo, el club espera recuperar la inversión y, en teoría, sacar un pequeño margen de beneficio.

Lo normal sería no venderlo por menos de 20 millones de euros y, sobre todo, nunca antes de tener atado al recambio. Por este motivo, Digne ha viajado a Estados Unidos.

Lenglet Digne Munir | EFE

El asunto es que Abidal ya tanteó a Mendy al poco de desembarcar en el Camp Nou, pero el Manchester City no lo venderá así como así. Pagó 57 millones hace un año.

Jordi Alba, el protegido de Messi

Por este motivo, el Barça busca una alternativa. Pero de garantías. Y eso es lo que ha provocado que Alba monte en cólera: cree que le van a buscar un sustituto.

A su favor, Alba tiene una cosa muy importante: el aval de Leo Messi. El astro argentino se entiende a la perfección con el internacional español y lo quiere a su lado. Messi tiene, además, muy buena relación con Abidal. Por ello, todo apunta que no habrá decisiones drásticas.

Messi lo quiere fuera del Barça en verano (Luis Suárez y Jordi Alba tampoco lo pueden ni ver)

En caso de que Digne finalmente marche, el Barça irá a por un lateral más joven que se pueda formar para ser el relevo de Alba en dos años. Y, curiosamente, ese jugador podría estar en el Valencia, como Jordi en su día.

Gayá, Guerreiro y Grimaldo: las alternativas

El que más gusta es José Gayà, de 23 años, aunque su suplente, Toni Lato (20), también es un futbolista muy prometedor en esa misma posición.

Otro de los candidatos que ha ganado muchos puntos es Rapahel Guerreiro, de 24 años. Brilló en la Ligue 1 pero le está costando un poco más en el Borussia Dortmund.

Alejandro Grimaldo, en un lanzamiento de falta con el Barça B | FCB

Por cualidades, encaja. Y no solo eso. El Barça podría meter a Marc Cucurella en la operación. Eso en caso de que el club no se decida por repescar a Alejandro Grimaldo, vendido al Benfica en 2016 pero sin opción de recompra.

La otra vía consistiría en buscar un lateral con más envergadura, del estilo del propio Abidal o como Lucas Hernández, del Atlético. Siempre ha gustado mucho David Alaba, capacitado para jugar de central o en el centro del campo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad