Joan Laporta cerrará su fichaje en cuanto haya algo en la caja. Ya negocia y llegará en 2022 (no es Dani Olmo)

Un jugador necesario.

Joan Laporta
Joan Laporta

El Barça se vio ampliamente superado por el Bayern de Múnich en el primer partido de la Champions League 2021-2022. Los azulgranas no llegaron ni a chutar durante el primer tiempo, algo que no se veía en un partido del conjunto azulgrana desde la temporada 2003-2004. Los síntomas no son nada buenos y Ronald Koeman le dio la responsabilidad de remontar a los más jóvenes, ofreciendo 30 minutos de juego para Gavi y Demir con el marcador 0-2 en contra. El Barça va a necesitar un cambio importante para tener opciones este curso de llevarse algún título.

Joan Laporta esta temporada no ha podido hacer fichajes que no llegaran a coste cero y el futuro del FC Barcelona pasa por los jóvenes que ya hay en la plantilla y los que vienen del fútbol base. Pese a las discusiones con Ronald Koeman que se han destapado en las últimas entrevistas y ruedas de prensa, Laporta sabe que el técnico holandés es ideal para ir sacando ese talento a relucir entre los más jóvenes ya que con otro entrenador quizás no tendrían tantos minutos.

Sin embargo, el presidente azulgrana ya comienza a pensar en el futuro y en las próximas ventanas del mercado de fichajes viendo que hay carencias en la plantilla que necesitan una mejora importante.

El nombre que tiene marcado en rojo para cuando haya algo de dinero en la tesorería es el del central Pau Torres. La plantilla actual cuenta con dos centrales zurdos que están estigmatizados por la grada como son Clement Lenglet y Samuel Umtiti, dos futbolistas que están en la lista de transferibles y que cuentan poco para Ronald Koeman este curso.

Pau Torres
Pau Torres

El internacional español es actualmente uno de los mejores centrales del panorama europeo y posee todas las características que se buscan en un central del Barça: buena salida de balón, colocación y mucha inteligencia. Pese a que los torneos de verano no le han sentado muy bien a su caché ya que ni en la Eurocopa ni en los Juegos Olímpicos ha estado en su mejor versión, lo cierto es que Pau Torres lo tiene todo para triunfar como azulgrana.

Joan Laporta ya ha comenzado a negociar con el Villarreal, quien por el momento se acoge a su cláusula de rescisión de 65 millones de euros, pero los azulgranas intentarán abaratar ese coste con algún jugador o acuerdo de cesiones entre clubes. Riqui Puig puede ser uno de los jugadores que podrían acabar en el submarino amarillo.