Yerry Mina  | EFE

James Rodríguez cuenta qué crack del Barça apuñala a Yerry Mina (y por la espalda)

stop

El defensa colombiano se ha convertido en la comidilla de la selección que entrena Pekerman

29 de junio de 2018 (18:22 CET)

Colombia se clasificó para los octavos de final del Mundial en un partido muy tenso. Durante muchos minutos, el combinado colombiano estuvo eliminado. Finalmente, terminó primero de grupo.

El gol de Yerry Mina en un poderoso remate de cabeza –y van dos goles en los dos partidos que ha jugado– fue clave para lograr esa primera plaza, válida con la derrota de Japón frente a Polonia.

El defensa del Barça es, sin lugar a dudas, una de las sensaciones del Mundial. Pese a ser defensa central, está entre los goleadores de la Copa del Mundo. Todo un éxito ofensivo.

Ese fue uno de los motivos por los que el Barça decidió ficharlo el pasado enero. Sin embargo, Mina acarrea muchos problemas de fondo: todos en el ámbito defensivo.

Ernesto Valverde apenas ha contado con él esta temporada y el propio José Pekerman lo dejó en el banquillo en el primer partido de Colombia, derrotado frente a Japón. Con Mina, han llegado dos victorias y dos goles suyos.

Lo mejor de todo es que se ha convertido en el abrelatas oficial de Colombia. Marcó el primero contra Polonia y anotó también el único tanto del partido ante Senegal. Está en estado de gracia.

Ni Pique ni Messi confían en Mina

Pero no todo es marcar goles en el fútbol. Mina es defensa y su principal objetivo debe ser impedir que el rival haga goles en su portería. Y en ese aspecto, el 'gigante colombiano' es muy poco fiable.

Frente a Senegal le rompieron la cintura en más de una ocasión y estuvo a punto de marcar un gol en propia puerta al rematar lo que debía ser un despeje. Su portero lo evitó.

En el Barça alucinan con su capacidad goleadora, pero atrás sufren horrores con él. Así se lo han confesado a James Rodríguez miembros del vestuario del Real Madrid que conviven con los azulgrana en la Roja.

El que peor le ve es uno de los que mejor lo ha acogido, Gerard Piqué. Ambos se entienden, se llevan muy bien, además el factor Shakira influye. Pero en privado, Gerard reconoce que no tiene condiciones para el Barça. Su enorme tamaño le hace demasiado lento como para defender a los mejores delanteros del mundo.

El Mundial, un gran escaparate para venderlo

De la misma opinión es Leo Messi, que también está feliz con el buen ambiente que trae Mina. Pero coincide con su amigo Piqué en que no está preparado para defender a grandes cracks. Debe salir cedido este verano.

Lo bueno para el Barça es su voracidad goleadora. El Mundial está siendo el mejor escaparate de cara al próximo mercado de fichajes. Si llega una buena oferta por él, Bartomeu no descarta hacer caja con su venta. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad