Andres Iniesta le deja las cosas claras a Neymar | EFE

Iniesta se engancha con Neymar

stop

El capitán canta las cuarenta al brasileño

27 de julio de 2017 (14:12 CET)

El tiempo se agota, y la paciencia se agota. El FC Barcelona y el Paris Saint Germain le han pedido encarecidamente a Neymar da Silva que se decida en cuanto a su futuro.

Los responsables de ambos clubes le han exigido que tome una decisión inmediata. Ambas entidades quieren seguir planificando sus respectivas plantillas y lo que decida el jugador brasileño será crucial para el destino de ambos clubes.

Pero los dirigentes de las entidades no son los únicos que empiezan a estar hartos de la indecisión del carioca. En el vestuario culé también empiezan a ponerse nerviosos.

Silencio absoluto

Los futbolistas no se pronuncian sobre el asunto en público. Javier Mascherano y Jordi Alba, por ejemplo, han asegurado no haber hablado nada con el futbolista sobre su posible salida.

Hasta Gerard Piqué, que apuntó en las redes sociales que Neymar “se queda” en un mensaje acompañado por una foto de ambos, rectificó en rueda de prensa aludiendo a que “era una sensación que tenía”.

El último en hablar fue Denis Suárez: “Espero que decida lo mejor para él. Yo no hablo con él de este tema”, apuntó el centrocampista. Sin más.

Asuntos internos

Pero de puertas para dentro es otra historia. En el vestuario los pesos pesados sí toman la palabra y le dicen a Neymar lo que piensan sobre todo lo que está ocurriendo alrededor del futbolista. Andrés Iniesta, como capitán que es, ha tomado cartas en el asunto.

El manchego y el núcleo duro del vestuario empiezan a agotar su paciencia. A los cracks no les está gustando que el astro brasileño se deje querer por el Paris Saint Germain, como tampoco que no se pronuncie al respecto en público.

Asimismo, los capitanes le han puesto un ultimátum. Si quiere quedarse, perfecto, pero si lo que quiere es marcharse que lo haga ya. Con todas las consecuencias.

El club y el equipo deben estar siempre por encima de cualquier futbolista y este juego a dos bandas de Neymar puede perjudicar en gran medida la planificación del proyecto para la próxima temporada.

Los cracks de la casa le han advertido al delantero de que no puede seguir aprovechándose de la situación a costa de la entidad blaugrana y que la próxima campaña no puede estar en manos del ‘11’ culé y las de su padre.