Iniesta pide más dinero al Barça ("Quiere cobrar como un crack y ya no lo es")

stop

El manchego marca la pauta

Andrés Iniesta pone sus condiciones económicas para seguir en el FC Barcelona | EFE

02 de mayo de 2017 (12:57 CET)

A destajo. La faena no cesa en los despachos del FC Barcelona, que andan ultimando los detalles de la plantilla de la temporada que viene. Los responsables culés tienen triple trabajo.

Entradas y salidas

Por un lado deben peinar el mercado para encontrar las mejores oportunidades y no cometer los mismos errores de la temporada pasada. Ninguno de los seis fichajes de Robert Fernández ha dado la talla y en la secretaría técnica tienen mucho trabajo por delante si no quieren volver a pillarse los dedos. Y no vale cualquier fichaje. Los fichajes deben adecuarse al proyecto del nuevo entrenador.

La otra tarea se centrará en la limpieza en el vestuario. Entre fichajes fallidos y jugadores que superan la trentena ya hay varios futbolistas en la puerta de salida.

Pero tan importantes serán los fichajes y las ventas como las renovaciones, y aquí los culés tienen más de una asignatura pendiente.

Renovaciones

La primera es Leo Messi. La renovación del argentino no tendrá precedentes y las dos partes quieren andar con pies de plomo con el nuevo contrato del astro argentino. El jugador quiere seguir y el club no imagina un futuro sin el albiceleste, por lo que ambas partes están destinadas a entenderse.

No está tan clara la continuidad de Andrés Iniesta. Como Leo, el manchego finaliza contrato en el 2018, pero su situación dista mucho de la del '10' culé.

El papel de Andrés ha pasado a un segundo plano. Sus 32 años y sus cada vez más constantes lesiones hacen que tanto el club como el futbolista se planteen si prolongar su relación.

En 'stand by'

Obviamente, en el Camp Nou no pondrán impedimentos si el de Fuentealbilla quiere seguir. Es uno de los símbolos del club y no permitirán que se vaya a las primeras de cambio. Pero en este caso es el mismo jugador el que tiene dudas. Hay dos motivos que le echan para atrás.

Iniesta no quiere ser un Xavi, que en su última temporada solo contó para Luis Enrique en momentos muy puntuales y solo si el equipo necesitaba 'dormir' los partidos. El centrocampista no quiere eso. Andrés quiere seguir siendo protagonista. Por eso el futbolista exige a los responsables un proyecto de garantías en el que ser útil para firmar su nuevo contrato.

Pero este no es el único motivo por el que el internacional español no estampa su firma en el nuevo contrato. Al de Albacete no le convence la cifra que le han puesto sobre la mesa para renovar. Además, exige un finiquito millonario como el que percibió Xavi cuando abandonó la entidad catalana en el 2015. Desde el Barça le han asegurado que subirán la oferta, pero lo cierto es que la mejora todavía no ha llegado.

En este sentido, entre los aficionados no han caído muy bien las exigencias económicas del futbolista, que entienden que ha dado mucho al club, pero que el club también ha hecho todo y más por el jugador. "Quiere cobrar como un crack y ya no lo es", aseguran muchos que opinan que lo mejor del capitán ya se ha visto.

Con todo, la prolongación del paso de Iniesta por el club catalán se prolongará si los responsables blaugrana elevan la propuesta y encuentran un entrenador que cuente con él. Si no, Andrés Iniesta podría tener los días contados en la ciudad condal.