Andres Iniesta se va por la puerta de atrás | EFE

Iniesta o las cinco traiciones (y traidores) en el Barça

stop

Los nombres que ensucian la marcha del capitán

27 de abril de 2018 (09:47 CET)

Andrés Iniesta pondrá punto y final a su etapa en el FC Barcelona una vez acabe la temporada. El capitán del conjunto azulgrana se marchará a China, donde jugará sus últimos años como profesional. Una decisión que, si bien hace ya semanas que se conoce, será este viernes cuando el manchego la hará oficial.

El caso es que, pese a que Andrés en ningún momento va a levantar el tono y no va a señalar a nadie, en el entorno de la entidad ya son muchos los que afirman que “no se va, lo echan”.

Y es que no es ningún secreto que al principio de temporada, cuando Iniesta renovó ‘de por vida’, pocos se imaginaban que ahora, meses después, el héroe de Stanford Bridge y el reciente MVP de la final de la Copa del Rey se iría. Y menos por la puerta de atrás.

La pregunta es: ¿Se quedaría el centrocampista unos años más en el equipo? Sin duda. El problema es que se siente traicionado. Y no por uno, sino por cinco nombres muy relevantes en el Barça.

Josep Mª Bartomeu, encantado con su marcha

Y el primero de ellos no es otro que el presidente del club, Josep Bartomeu. Un Bartomeu que se mostró más que feliz en el momento de la renovación del manchego. Al menos de cara a la galería.

De puertas hacia dentro la situación fue otra. Bartomeu le dejó muy claro al capitán que su en el Camp Nou ya había llegado a su techo salarial y que en ningún caso éste iba a ser traspasado.

Iniesta pide un finiquito millonario al Barça para irse | EFE

Le puso encima de la mesa una nueva fórmula que se ha puesto recientemente de moda en el fútbol que es el contrato de por vida, es decir, hasta que el jugador quiera. Una trampa muy bien diseñada.

Y es que en la directiva, sobre todo teniendo en mente los recientes fichajes y los que llegarán este verano, andan como locos por rebajar la más que hinchada masa salarial, e Iniesta es uno de esos jugadores que tienen un buen cupo en ella.

Con su marcha, ‘Don Andrés’ dejará espacio para poder traer a otros cracks, y en la directiva están más que encantados. Tanto que no han hecho muchos esfuerzos a la hora de intentar convencer al jugador para que se quede.

Andrés Iniesta no perdona a Leo Messi y Luis Suárez

Por otro lado, dos de los mejores jugadores y de los que más ‘mandan’ en el vestuario, Leo Messi y Luis Suárez, han tenido también buena parte de culpa en la marcha de Andrés.

Y es que el argentino y el uruguayo fueron los que en su momento presionaron más a la directiva con el fichaje de Philippe Coutinho. Messi era consciente que con la marcha de Neymar el equipo necesitaba más calidad y alegría en la plantilla. Y Suárez convenció a su amigo que Coutinho iba a aportar al equipo esa calidad que había menguado con la marcha de Ney.

Durante las largas negociaciones durante la primera parte de la temporada, Messi y Suárez movieron hilos para que la directiva fichara a Coutinho sí o sí, incluso siendo conscientes que el entonces jugador del Liverpool vendría para ocupar el sitio de Andrés.

Philippe Coutinho le da el empujón

Un Coutinho que ha sido el principal motivo de la marcha de Andrés. Si bien es cierto que cuando aterrizó en Barcelona todo fueron buenas caras y su proceso de adaptación fue de maravilla, con el paso de los partidos el de Brasil fue ganando fuerza y peso en la plantilla y movió ficha.

Iniesta abraza a Coutinho, su verdugo en el Barça | EFE

¿Cómo? Reclamándole a Ernesto Valverde que su posición ideal era la de interior, la que ocupa el manchego, y no la de extremo. De hecho, en los partidos en los que el brasileño ha jugado mejor ha sido por detrás de los dos puntas, repartiendo juego y llegando con peligro al área.

Y el crack no está dispuesto a tener que compartir más esa posición. E Iniesta, que es consciente que el año que viene Philippe sí que podrá jugar la Champions League, sabe muy bien que, en caso de quedarse, vería los partidos desde el banquillo. Y no quiere.

Ya vio cómo su gran amigo Xavi se pasó su último año jugando los minutos y los partidos más flojos y considera que, con lo que ha sido él en el Barça, no se merece eso.

Ernesto Valverde lo apuntilla

Y el último en esta lista de traidores no es otro que el míster. Si bien es cierto que Valverde siempre ha alabado la calidad de Iniesta y siempre ha dicho que no existe otro jugador como el manchego, no es menos cierto que el vasco dio, en su momento, el ‘ok’ a la llegada de Coutinho.

Fue cómplice del fichaje que ha hecho que uno de los mejores jugadores de la historia del Barça acabe marchándose con la sensación, suya y de buena parte de los aficionados que, si el club hubiese querido, hubiese podido jugar uno o dos años más al más alto nivel. Y sino que se lo digan a los jugadores del Sevilla, que aún lo están buscando por el Wanda Metropolitano.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad