Andres Iniesta pone la cruz a un capo del Barça | EFE

Iniesta no se habla con un capo del Barça

stop

El manchego pone la cruz a un peso muy pesado

07 de septiembre de 2017 (10:28 CET)

“No”. Esa es la respuesta que dio Andrés Iniesta a la pregunta de si podía confirmar el “principio de acuerdo con el Barça” que Josep Maria Bartomeu aseguraba que tenía con el futbolista para su renovación.

El manchego llegó este miércoles al Aeropuerto de El Prat procedente de la convocatoria con la Selección Española y después de las palabras del presidente culé acerca del asunto la pregunta era obligada.

Lo que pocos esperaban es que el capitán se mostrara tan contundente y con algunos atisbos de cierto enfado.

Mosqueo monumental

Al de Fuentealbilla le molestó profundamente la afirmación del mandatario culé acerca de su continuidad en el Camp Nou, cuando en realidad no han mantenido ninguna conversación.

Y es que como viene diciendo Diario Gol desde hace meses, la relación entre Andrés y los máximos responsables es nula desde hace dos o tres años.

El jugador se siente infravalorado y está harto de ver como otros compañeros del vestuario van pasando por caja sacando lo que quieren mientras desde el club no hacen ningún gesto hacia el canterano.

De hecho, desde el club sí le han puesto una oferta sobre la mesa, pero las cifras andan muy lejos de las pretensiones de Iniesta.

Intenciones cruzadas

El centrocampista quiere mantener su ficha de crack y quiere un finiquito millonario similar al que cobró Xavi cuando abandonó el Barça.

Mientras tanto, los responsables blaugrana le ofrecen una renovación a la baja, impropia para un jugador como Iniesta, que siempre lo ha dado todo por el club y al que nunca se le ha escuchado quejarse por nada.

Una información que este miércoles corroboraba Manolo Oliveros en la cadena COPE: "Bartomeu no le ha dirigido la palabra a Iniesta desde hace tiempo, por lo cual no puede haber principio de acuerdo. Iniesta lleva dos años incómodo. Se siente infravalorado. Dice que este club no es el que era desde hace dos o tres años. Ve que renuevan todos, que le pasan por la izquierda, por la derecha y a él no le considera prioritario. Iniesta quiere salir con la cabeza bien alta y está decepcionado con el trato recibido".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad