Iniesta lía la de Dios en el Barça: ojo al capitán

stop

El de Fuentealbilla toma la palabra

27 de octubre de 2017 (10:33 CET)

Protagonista. Andrés Iniesta ha recuperado el papel que había perdido con Luis Enrique. “Necesito continuidad”, reclamaba el capitán con el asturiano en el banquillo. El ex técnico, por su parte, prefería reservarlo para los partidos más importantes, lo que se traducía en continuas lesiones.

Este año, en cambio, todo es diferente con Ernesto Valverde. El Txingurri le ha dado el protagonismo que reclamaba y el resultado es un Iniesta titular indiscutible que prácticamente se ha olvidado de las lesiones.

El manchego no necesitaba ir con cuidado para no romperse, sino tener regularidad en sus apariciones para mantener la forma. Jugar un partido y tres no, no le hacía ningún bien al crack.

Ahí radica el retraso en su renovación. El de Fuentealbilla no quería firmar su continuidad si iba a tener el mismo rol al que le relegó Lucho. La confianza de Valverde terminó de convencer al capitán para acordar una renovación vitalicia.

Vetado

Por todo ello al centrocampista no le están haciendo ninguna gracia las informaciones que surgen día tras día acerca de la posible llegada de Philippe Coutinho.

El canterano sabe que el fichaje del brasileño podría devolverle al banquillo,  y ese es el último panorama que quiere Andrés para su futuro. Si no, no habría firmado.

Iniesta se siente con fuerza de sobra para seguir liderando al Barça sin necesidad de la llegada de ningún otro crack. El de Albacete opina que no es el centro del campo el que necesita ningún refuerzo.

Otro peso pesado en contra

Un pensamiento que va en el mismo orden que el de Ivan Rakitic. El croata, que también renovó este año con el equipo azulgrana, tampoco cree que sea necesaria la incorporación de ningún jugador para la medular.

Por suerte para ambos, el suflé del carioca del Liverpool ha disminuido en gran medida en los últimos días. No obstante, los cracks no dejarán de tener la mosca tras la oreja hasta que haya cerrado el próximo mercado invernal. De la secretaría técnica se esperan cualquier cosa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad