Gerard Piqué | EFE

“Han visto a Piqué”. Escándalo en el Barça (o “Messi, ¿por qué lo tapas?”)

stop

El central catalán está en el punto de mira

27 de septiembre de 2018 (10:24 CET)

Dos hombres quedaron señalados en el partido que el FC Barcelona perdió en Leganés (2-1), en el partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga. Uno mira los goles del conjunto pepinero y rápidamente ve quien cantó en los tantos de los madrileños.

Thomas Vermaelen fue el señalado en el primer tanto. El belga llega tres horas tarde para tapar el remate de Nabil El Zhar, que anota a placer el empate. Un error comprensible (que no perdonable) para un futbolista que todavía no sumaba ningún minuto esta temporada. Más aún si Ernesto Valverde lo coloca de lateral.

Piqué da la asistencia del segundo gol del Leganés

Pero no lo es tanto el error de Gerard Piqué en el segundo gol. El central del Barça es incapaz de detener a Youssef En-Nesyri y cuando logra estorbarlo tocando el balón en última instancia le da una asistencia franca a Óscar Rodríguez para que marque a placer.

Gerard Pique gol leganes

No fue la primera vez que se veía al catalán cometer algún error flagrante esta temporada. El central ya salió retratado en otros goles encajados por el equipo culé. La diferencia es que algunos en el club ya empiezan a agotar su paciencia con el defensa.

“Han visto a Piqué” es una de las frases que más se ha escuchado en lo que va de temporada: “Han visto a Piqué en Disneyland”, “han visto a Piqué en el US Open”, “Han visto a Piqué en Londres negociando el nuevo formato de la Copa Davis”…. Sin embargo, donde no lo han visto es en el campo. O sí lo han visto, pero a un nivel muy bajo y lejano al que normalmente ha mostrado en el equipo culé.

Piqué centra las miradas

El asunto le tiene en el punto de mira en el club y también entre algunos de los pesos pesados del vestuario. Muchos empiezan a estar cansados de que el jugador haga lo que le dé la gana. Cada vez son más los que opinan que tiene la cabeza metida más en sus viajes y sus negocios que en el fútbol, lo que está perjudicando en gran medida al equipo culé.

Hasta ahora los capos del vestuario habían guardado silencio al respecto. “Messi, ¿por qué lo tapas?”, le preguntaban al argentino, que siempre se ha mostrado muy exigente con todos menos con el central, con el que siempre fue muy condescendiente.

Pero se ha terminado. Tal y como apuntaba Diario Gol este miércoles, el argentino ya no está para más tonterías. Se acabaron las concesiones. Quiere a los cracks a tope. Si ha renunciado a la selección argentina no es para que el resto de pesos pesados no tengan la cabeza comprometida con el equipo y los objetivos de la temporada. Veremos si el toque de atención pone firme al central

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad