Antoine Griezmann | EFE

Griezmann o hay lío (y gordo): Messi lo sabe todo. Y Florentino Pérez, también

stop

El delantero francés se mete en un callejón sin salida

18 de septiembre de 2018 (15:33 CET)

Quién le ha visto y quién le ve. Antoine Griezmann parece otro. Poco o nada queda del crack que estuvo a punto de fichar por el FC Barcelona a principios de este verano.

En la ciudad condal daban por hecho su traspaso, así como en el entorno del jugador y del Atlético de Madrid. Pero los colchoneros pusieron una oferta millonaria sobre la mesa del delantero para retenerlo. Y lo consiguieron. El francés decidió rechazar al Barça y jugar con Leo Messi por quedarse con Diego Costa. “Sabia elección”, apuntaban algunos irónicamente.

El jugador pensó que triunfaría en el Atlético y mantendría sus aspiraciones al Balón de Oro con los rojiblancos, pero nada más lejos de la realidad.

Mundial nefasto

El galo apenas aportó a la campeona a Francia en un Mundial de Rusia, que por cierto due para olvidar para Antoine. Tanto como el inicio de temporada que está sellando con el Atleti.

El futbolista apenas aportó nada al equipo de la capital en los 57 minutos que disputó en la Supercopa de Europa contra el Real Madrid (2-4). De hecho, los colchoneros jugaron mucho mejor sin el galo en el terreno de juego. Y es que tres de los goles llegaron sin el francés en el campo.

Inicio de Liga horrible

Asimismo, en LaLiga suma solo un gol en cuatro encuentros, mientras que no ha sabido aportar nada al equipo para cambiar la trayectoria del equipo del Cholo Simeone, que suma una victoria, dos empates y una derrota. Con 5 puntos en su haber, los colchoneros andan novenos en la clasificación.

Griezmann cuenta una verdad. Y es de Messi (y es muy fea) | EFE

Así las cosas, el jugador está cada vez más arrepentido de no haber tomado otra ‘decisión’, y no haber dicho que sí al Barça o incluso al Real Madrid. Y es que hasta Saúl Ñíguez le está pasando la mano por la cara al atacante francés.

Su relación con el míster, además, no atraviesa el mejor momento que digamos. El míster también empieza a estar decepcionado con el delantero. Una situación que, si se prolonga, no aguantará.

Pero eso sí: ni Barça ni Madrid. Paris Saint-Germain, que lo tiene en la agenda por si Neymar se marcha, así como Manchester City y United son los destinos en los que podría recalar. Pero que se olvide de los dos grandes de La Liga. Sobre todo del Barça, no olvidan ni perdonan la vacilada que se pegó en junio. Muy poco propio del crack que pretende ser.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad