Griezmann no viene solo. O aviso a Florentino Pérez: el galáctico que negocia con el Barça

stop

La dirección deportiva del Barça está dispuesta a contrarrestar la Champions del Real Madrid a base de fichajes de estrellas

Barcelona, 29 de mayo de 2018 (16:10 CET)

El Barça vio como sus peores temores se hacían realidad cuando el Real Madrid alzó su tercera Champions League seguida, y entró en una fase de alarma que pretende hacer saltar por los aires el mercado veraniego.

El club azulgrana lleva varias temporadas invirtiendo cantidades extraordinarias en fichajes de jugadores de relumbrón, y ante el desánimo instaurado en la afición a pesar del doblete, quiere mandar un aviso a sus rivales en forma de contratación galáctica.

El Barça está dispuesto a fichar a un jugador que ocupe la posición de Andrés Iniesta

Además de Antoine Griezmann, al que siguen tratando de atar de todas las formas posibles, la dirección deportiva azulgrana está dispuesta a fichar a un jugador que ocupe la posición de Andrés Iniesta.

Pese a que el movimiento, de producirse junto al del delantero del Atlético de Madrid, puede poner en una situación incómoda tanto a Coutinho como al defenestrado Dembelé, se entiende como estratégica, y en ella volcarán todos sus esfuerzos desde la secretaría técnica culé.

El objetivo es Christian Eriksen, volante ofensivo del Tottenham que este año ha terminado de confirmar lo que venía demostrando en temporadas anteriores. Su visión de juego es superior y ha llenado el hueco dejado por Modric en Londres.

eriksen christian tottenham

Ante la constatación de que jugadores de esa calidad no aparecen cada día, desde Barcelona están dispuestos a tentar al jugador danés para sumarle al proyecto faraónico planificado por Josep Maria Bartomeu.

Las negociaciones, sin embargo, no serán nada sencillas. El club spur es un negociador muy duro que no está dispuesto a vender a sus estrellas por menos de lo que marca el mercado. Y el de Eriksen en estos momentos es de cerca de 90 millones de euros.

El contrato del centrocampista, además, acaba en 2020, y el Tottenham se encuentra en un momento clave para su futuro. El año que viene inaugurará su nuevo estadio, desde el que esperan consagrar su posición en la élite, y el presidente Daniel Levy ha confiado en Mauricio Pochettino el desarrollo de un club en constante crecimiento.

El Barça tendrá que desterrar su fama de mal negociador o estar dispuesto a pagar sobremanera por Eriksen, pero la urgencia por volver a reinar en Europa provoca que desde la directiva estén dispuestos a todo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad