Malaga Barca

Florentino Pérez toca a un crack del Barça (y amenaza con pagar la cláusula)

stop

El crack que brilló en el Málaga-Barça que el mandatario se quiere llevar al Real Madrid

10 de marzo de 2018 (22:29 CET)

Sin Messi pero sin pausa. El FC Barcelona pasó por encima del Málaga y lo hundió más si cabe en la clasificación (0-2), en un partido en el que el argentino no estuvo después de recibir la noticia de que había sido padre de su tercer hijo, Ciro.

Pero la ausencia de Leo no pesó en los blaugrana, que dominaron desde el primer minuto y se llevaron otra victoria a falta de diez jornadas para el final de la Liga.

El Barça barre al colista en el camino al título de Liga

En el minuto 15, el equipo de Ernesto Valverde ya ganaba 1-0 gracias a un cabezazo de Luis Suárez después de un centro lejano de Jordi Alba. Phillippe Coutinho anotó el segundo en el 28 rematando con un taconazo una asistencia de Ousmane Dembélé.

En la segunda parte los blaugrana han levantado ligeramente el pie del acelerador. El que Samu García fuera expulsado a la media hora del partido ayudó a que los catalanes jugaran más tranquilos. Así, se dedicaron a dejar pasar los minutos con la mente ya puesta en el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League contra el Chelsea.

El único que no las tenía todas fue el Txingurri, que hasta que no quedaron 15 minutos no introdujo los cambios. Primero salieron los laterales Sergi Roberto y Jordi Alba, que fueron sustituidos por André Gomes y Lucas Digne. Más tarde el que abandonó el campo fue Dembélé, que completó el mejor partido desde que firmó por el conjunto culé. Al final, tres puntos más en el camino hacia el título.

Leo Messi no hizo falta

Pero además de lla victoria, el encuentro dejó muchas cosas positivas a los de la ciudad condal a tener en cuenta. Por ejemplo, que los blaugrana supieron demostrar superioridad sin Messi sobre el terreno de juego. Que sin el argentino este Barça también tiene gol.

Dembélé y Coutinho dan la cara

Otro ítem a valorar fue que los fichajes han dado la cara ante la ausencia del ‘10’. Que Dembélé, aunque a paso de tortuga, es capaz de mejorar. El francés jugó más liberado y se pareció más al jugador que triunfó en el Borussia Dortmund.  

Ousmane dembele malaga

También que Coutinho es capaz de coger las riendas del centro del campo blaugrana y ofreció una de sus entradas letales desde la segunda línea para anotar el segundo gol.

Phillippe Coutinho malaga

Samuel Umtiti, intratable

Pero si algo quedó claro en el partido disputado en La Rosaleda es que Samuel Umiti firmó otra actuación imperiosa. Salvo alguna pérdida puntual, el central se mostró siempre bien colocado, rápido, atento e incluso se atrevió a subir al ataque en alguna ocasión.

Samuel Umtiti

Una actuación, como todas las que lleva protagonizando esta temporada, no va acorde con su situación contractual. A sus 24 años, el zaguero se está consagrando como uno de los mejores del mundo y todo apunta a que en los próximos años será una de las referencias del panorama futbolístico.

Umtiti, la tentación de los grande de Europa

Sin embargo, su cláusula es de tan solo 60 millones de euros, mientras que su sueldo es de los más bajos del equipo: tres millones de euros. Un contrato que le convierte en una tentación para cualquier grande de Europa, vistos los precios del mercado actual.

Desde que el Paris Saint-Germain contrató a Neymar Jr a razón de 222 ‘kilos’, el precio de Umtiti pasó a ser ridículo.  Por ejemplo, el Manchester City de Pep Guardiola fichó a Virgil van Dijk, del Livepool, a cabio de 85 millones de euros.

De hecho, , el jugador trasladó a los responsables del club sus intenciones de escuchar ofertas si no le mejoraban el contrato. Quiere ocho ‘kilos’ netos. Por su parte, desde el club le prometieron que revirarían sus papeles, pero de momento no se ha producido ningún movimiento al respecto. 

Florentino Pérez está al acecho de Umtiti

Una situación que quiere aprovechar Florentino Pérez, que no dudaría ni un instante en soltar lo necesario para dejar al Barça sin uno de los pilares del futuro en su defensa.

El mandatario sabe que es una pieza fundamental de la defensa azulgrana y ha demostrado que puede serlo para los próximos años, y 60 millones de euros convierten a un futbolista de su calibre en una auténtica ganga.

El nombre del jugador hace tiempo que está en la mesa de Pérez, así como Zinedine Zidane estaría encantado de recibir a otro compatriota en el equipo. Si se queda, claro.

El jugador de momento prefiere esperar una propuesta azulgrana, pero no lo hará eternamente. Para cuando deje de hacerlo, si el Barça no mueve ficha, ahí estará Florentino para llevárselo a Chamartín.