El Barça ata el primer gran fichaje de la era Valverde: Ousmane Dembelé está fichado | EFE

Florentino Pérez liquida el fichaje de Dembelé con cinco avisos al Barça

stop

El club ata al delantero del Borussia Dortmund por un precio desorbitado

24 de agosto de 2017 (18:12 CET)

Habemus fichaje. El FC Barcelona al fin se ha decidido a tirar la casa por la ventana y cerrar el primer fichaje galáctico -por el precio- del verano.

Ousmane Dembelé es el elegido. El club que preside Josep María Bartomeu pagará un sobreprecio brutal para camuflar, así, el motín que el vestuario ha orquestado contra la directiva con Messi a la cabeza.

El Barça, como viene avisando Diario Gol en los útlimos días, soltará 150 millones de euros por Dembelé desglosados de la siguiente manera: unos 110 millones de euros en un pago fijo, a plazos, y otros 40 millones en incentivos por objetivos variables.

En el Real Madrid se frotan las manos con la operación. En la entidad blanca aseguran sin pudero que el Barça terminará malgastando el dinero por Neymar. Dembélé, atizan, es el mejor ejemplo.

Florentino Pérez no ha tardado en desmontar el fichaje del jugador del Dortmund con cinco argumentos que dejan al FC Barcelona a la altura del betún.

Las cinco bombas contra Dembelé 

Primero, el Real Madrid lo pudo haber fichado antes, pero no lo quiso. El entorno del jugador ofreció la contratación de Dembélé a Florentino Pérez/Zidane durante las negoaciaciones con el Barça. Pero en la casa blanca creen que el verdadero crack es Kylian Mbappé. Y respondieron con un "no, gracias".

En segundo lugar, Florentino alucina por cómo el Barça ha sucumbido a la presión del entorno. Está pagando un sobreprecio brutal por un jugador bueno, pero a años luz del crack que ya tenía el equipo, Neymar.

La realidad es que Dembelé costó hace solo un año 15 millones de euros al Borussia Dortmund, que ha hecho el negocio de su vida con el extremo. Transfermarkt lo tasa en tan solo 33 millones.

Jugarreta al Barça hace un año 

El cuarto argumento que sostienen desde Madrid es que es un jugador conflictivo. Se declaró en rebeldía para salir de Francia y lo ha vuelto a hacer para dejar el Dortmund. Además, las advertencias de Bartra, que milita en las filas del Borussia, sobre el carácter difícil del galo tienen en aviso a la caseta.

Por último, es importante tener en cuenta que el propio jugador dijo “no” al Barça el año pasado. El club lo quería para complementar la MSN, pero se negó a ser suplente.

El Barça podría haberlo fichado por 15 o 20 millones hace un año a Dembélé si las cosas se hubieran hecho bien.