Florentino Pérez la lía con una filtración de Messi que apunta a Valverde en el Barça 

stop

La confirmación del nuevo entrenador enciende la llama

Messi mete un fichaje bomba en el Barça| EFE

30 de mayo de 2017 (20:13 CET)

No será coser y cantar. El pasado lunes, el FC Barcelona puso punto y final al gran culebrón de los últimos meses. Tal como se esperaba, Ernesto Valverde será el sustituto de Luis Enrique Martínez en el banquillo del equipo azulgrana.

Con un acuerdo de dos temporadas más una tercera opcional, el técnico del Athletic Club aterrizará en el Camp Nou este jueves para coger el testigo de Lucho. Tal como aseguró en este comunicado Josep Maria Bartomeu: "Valverde tiene capacidad, criterio, es amante del fútbol base y tiene el estilo de juego idóneo para el Barça. Tiene nuestra filosofía. Tiene mucha capacidad de trabajo y es un apasionado de la aplicación de las nuevas tecnologías en entrenamientos y partidos".

Se avecinan curvas

Ahora bien, no todo será de color de rosa para el Txingurri. Tanto es así que según explica As, la primera exigencia que se pondrá sobre la mesa de Valverde no es otra que controlar el vestuario. La plana mayor culé es consciente de que los pesos pesados de la plantilla tienen mucho voz y voto, por lo que necesitan que Ernesto tire de psicología y ponga bajo control a los 'capos'.

En este caso, los nombres más destacados son los de Gerard Piqué, NeymarLuis Suárez y, en especial, Leo Messi. Los líderes del equipo barcelonista han tirado de autogestión en numerosas ocasiones, por lo que hay ciertos temas que el nuevo técnico deberá solventar, en la medida de lo posible.

La directiva catalana desea que el recién llegado ponga bajo control el poder de los grandes cracks. Y es que más allá de conseguir títulos y del carácter deportivo, la dificultad de ser entrenador de un gran club como el Barça reside en mantener la harmonía y la paz en el vestuario. La calma y concentración.

Así pues, Valverde deberá centrar sus esfuerzos en que no haya conflictos de egos ni falta de disciplina; nada de borrarse de las listas, incendiar los medios con declaraciones sonadas ni hacer hincapié en temas extradeportivos.

Cada uno dice la suya

Ante este nuevo panorama, el runrún ya se cuece en el Santiago Bernabéu. Tal como aseguran fuentes allegadas al vestuario merengue, en el Real Madrid están convencidos de que los pesos pesados, con Leo Messi como abanderado, le podrán las cosas muy difíciles al nuevo técnico.

Consideran que a Ernesto, que hasta ahora no está acostumbrado a batallar con los egos, le pasará lo mismo que a Rafa Benítez. Cuando el entrenador madridista quiso poner firmes a Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo y el resto de 'capos', el malestar estuvo servido.

Son simples especulaciones, aunque a Valverde le auguran una temporada difícil. Messi tiene voz y voto dentro del vestuario, por lo que si quieren cortarles las alas, las cosas se pondrán poner muy feas. ¿Se adaptará?

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad