Florentino Pérez ensucia la renovación de Messi por el Barça con una filtración en una comida en Madrid

stop

El presidente del Real Madrid cuenta el drama de Josep María Bartomeu

El Barça reacciona al fichaje de Theo Hernández por el Real Madrid con una oferta de última hora a un crack en la agenda de Florentino Pérez

24 de enero de 2017 (21:23 CET)

Reunión de las altas esferas del fútbol español en Madrid. El motivo, un acto organizado por UNESCO y la Cadena SER (Prisa Radio). No faltaron los dos peces más gordos.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, acudió al acto puntual como suele y hecho un pincel. Tuvo una breve intervención sobre la importancia del respeto en el fútbol, en consonancia con el nombre del evento: Sin Respeto No Hay Juego.

"El fútbol es de todos, un territorio abierto que no tiene fronteras y donde las pasiones y sueños no entienden de ideologías, nacionalidades, lenguas, culturas y de los colores de la piel. El fútbol es y debe ser integración", dijo Florentino.

También Josep María Bartomeu, presidente del FC Barcelona, se pronunció en una línea similar: reiteró el compromiso del Barça en la lucha contra el racismo, las actitudes xenófobas y homófobas, así como contra cualquier otro tipo de actitud discriminatoria.

Posteriormente a los parlamentos, se celebró una comida en la que Florentino estuvo acompañado de sus personas de confianza y algún que otro invitado ocasional. En petit comité.

El sueño imposible de Florentino

Allí, como no podía ser de otra forma, salieron a relucir temas del debate futbolero: alguien le preguntó al presidente blanco sobre la renovación de Leo Messi por el Barça.

La respuesta del presidente, sin micros ni cámaras delante, fue contundente. Messi nunca se irá del Barça hasta que deje la élite, vino a decir el dirigente del Real Madrid.

Y lo argumentó del siguiente modo: Bartomeu no se puede permitir pasar a la historia como el presidente que dejó escapar a Messi. Ni él, ni ninguno otro. Al menos, mientras sea tan bueno.

Florentino dijo que si el Barça no renovase a Messi, la junta directiva tendría que dimitir en bloque y se generaría una nueva crisis institucional que no interesa a (casi) nadie en Barcelona.

Cogidos por...

Es por este motivo que Messi los tiene a todos cogidos por la corbata. Lo normal es que le den al crack argentino lo que pida, no sin antes hacerle entender cuál es la situación de la entidad para persuadirlo.

Todo un as en la manga el que tiene Florentino, consciente de que mientras Messi siga pidiendo el oro y el moro, debilitará al Barça en materia de fichajes.

El club azulgrana pierde fuelle económico debido a los altos salarios de sus estrellas. Mientras no pongan freno, el Madrid podrá ofrecer más dinero a los cracks del futuro.

Y, en este sentido, Florentino recordó el ejemplo de Marco Asensio y su maravillosa actuación para terminar vistiéndolo de blanco cuando el Barça lo tenía hecho.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad