Florentino Pérez destapa la última jugada que saca los colores al Barça (y Messi se tira de los pelos)

stop

La dirección deportiva del club catalán sigue cometiendo errores

La cara más amarga de Messi y Luis Suárez | EFE

27 de abril de 2017 (20:38 CET)

Leo Messi, así como buena parte del vestuario del Barça, no podían contenerse por más tiempo. Están hartos de salvar las castañas del fuego a un equipo que sufre las consecuencias de una errática política deportiva en la parcela de fichajes. Se tiran de los pelos.

Robert Fernández, secretario técnico del Barça, tiene que ponerse las pilas de cara al próximo verano para recomponer un equipo que se ha demostrado insuficiente este curso.

Solo hace falta ver la respuesta que tienen los suplentes del Real Madrid para llegar a la conclusión de que el Barça tiene un problema. Gastando más dinero han obtenido mucho peor rendimiento.

El último caso que saca los colores a Luis Enrique y los responsables de fichar es el de Sandro Ramírez. Un jugador al que el Barça dio la carta de libertad el pasado verano.

El delantero canario no solo está cuajando una temporada espectacular con el Málaga, sino que se ha revalorizado de forma escandalosa en el mercado. No le paran de salir novias.

La mala gestión de Sandro

A falta de cuatro jornadas para terminar la Liga, Sandro es el tercer máximo goleador español en el torneo doméstico con 12 goles. Solamente superado por Aspas (16) y Aduriz (14).

El futbolista de Las Palmas, de tan solo 21 años, estaba valorado en cinco millones de euros cuando vestía la elástica azulgrana, según Transfermarkt. Con la primera vuelta en el Málaga pasó a valer ocho millones. Y todo apunta a que se disparará su precio en cuanto acabe el curso.

El club de la Costa del Sol tiene un problema: la cláusula de rescisión del jugador es de tan solo seis millones de euros. Y el futbolista mantiene el salario que percibía en Barcelona: dos millones.

El Barça dejó marchar gratis a Sandro en lugar de cederlo, como ha hecho con tantos y tantos jugadores, y ahora se ve ante la imposibilidad de venderlo y sacar tajada.

Errática política deportiva

Es más, tal y como ha ido la temporada, todo hace pensar que su rendimiento podría haber superado el de Paco Alcácer, que costó 30 millones de euros al club catalán.

Una operación desastrosa que provoca carcajadas en el Real Madrid. La política de fichajes de Florentino Pérez ha sido más acertada que la azulgrana en los dos últimos años.

En este tiempo, el Barça ha invertido 173 millones en André Gomes (35), Arda Turan (34), Alcácer (30), Umtiti (25), Aleix vidal (17), Lucas Digne (16), Cillessen (13) y Denis Suárez (3).

El Madrid, en cambio, ha gastado 110 millones en Danilo (31,5), Kovacic (31), Morata (30), Kiko Casilla (6), Marco Asensio (3,5) y Lucas Vázquez (1).

Si bien ni blancos ni azulgranas terminan de acertar con las contrataciones más caras, el Madrid tiene mucho más ojo con las jóvenes promesas como Asensio y Lucas.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad