Leo Messi | EFE

Florentino Pérez desmonta el Sevilla-Barça: “Huele que apesta” (y va de Messi, Luis Suárez y Piqué)

stop

El equipo culé se lleva los tres puntos en el Ramón Sánchez-Pizjuán

23 de febrero de 2019 (18:28 CET)

El FC Barcelona venció al Sevilla (2-4) en el choque disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán correspondiente a la 25ª jornada de Liga. Con este resultado el Barça se pone a 10 puntos del Atlético de Madrid (con un partido menos) y da un paso más en su camino hacia el título de Liga.

Pero fue un resultado trampa. El 2-4 no refleja lo que realmente se vio sobre el terreno de juego. Sobre todo en la primera parte. Y es que los goles fueron solo cuatro fogonazos de los culés. El resto del partido fue del Sevilla. De hecho, la remontada culé no se confirmó hasta que el equipo andaluz bajó los brazos, cuando ya estaban fundidos.

Y es que no hay que olvidar que los locales llegaron al choque después de jugarse la vida en la UEFA Europa League contra la Lazio el pasado miércoles, después del cual además han tenido un día menos de descanso que el Barça después del partido contra el Olympique de Lyón.  

La Liga no interesa

Y es que lejos de que el resultado asuste en Madrid, en la capital están más que tranquilos. Florentino Pérez sabe que en la ciudad condal quieren la Champions League, no la Liga. En la competición de la regularidad no hay prácticamente oponentes. No es la competición que interesa al Madrid ni a los equipos grandes. No es la que quieren Messi y el Barça.

En el Real Madrid saben que así no se ganan Champions Leagues

Y Florentino, que conoce muy bien lo que se necesita para ganar la ‘Orejuda’, sabe que jugando así el equipo culé no tendrá nada que hacer a medida que avance en la competición continental. “Huele que apesta”, afirman en la capital.

Al equipo catalán se le vio en muy mala forma y no solo eso: no tuvo las ideas claras y mostró serios problemas tácticos. Y así en la Champions los catalanes no tienen nada que hacer.

Como ya avisó Diario Gol, el equipo no ha rotado como debería a lo largo de la temporada y este sábado pagó caro el desgaste del pasado martes contra el Olympique de Lyon.  Y es que el equipo no llega con recursos para todo.

La temporada del Barça en dos semanas

Y atención: lo peor puede estar por llegar. Los próximos partidos de los de Valverde son contra el Real Madrid y en el Santiago Bernabéu. Y habrá mucho en juego. En uno estar en la final de la Copa del Rey. En el otro, mantener el liderato de la Liga a buen recaudo. Algo que vista la actuación de esta tarde no da a pensar que sucederá.

Un Tourmalet que terminará con una peligrosa vuelta de los octavos de final contra el Lyon. Y a ver como llegará el Barça a la cita.

Leo Messi no puede con todo

A Leo Messi hoy le pesó el esfuerzo de la Champions. A pesar del gol, el argentino estuvo lento y desacertado. Erró demasiados pases. Y lo que le viene encima al argentino es de órdago. Estando el equipo como está tendrá que tirar del carro sí o sí, y no pinta que la gasolina le dará para tanto.

Coutinho, desaparecido

Porque con Phillippe Coutinho no se puede contar. Hoy empezó regalando filigranas, pero ahí quedó todo. El carioca desapareció a los pocos minutos del inicio del partido. Estuvo desacertado como la mayoría del equipo.

Suárez y la “broma” de Boateng

Luis Suárez mostró voluntad, como siempre. Pero para ganar los títulos se necesita mucho más. Lo único que le salva es que en el banquillo nadie le hace sombra. Y es que lo de Kevin-Prince Boateng es considerado como una “broma” en Barcelona.

El centro del campo, bloqueado

Tampoco el centro del campo ofrece muchas garantías. Ivan Rakitic llega al tramo decisivo de la temporada sin haber apenas descansado. Valverde ha exprimido demasiado al croata. Y no solo eso. El ex del Sevilla tiene la cabeza en el Paris Saint-Germain. Sabe que el Barça no le renovará y que buscará venderlo el próximo verano.

Y con Arthur lesionado, y Arturo Vidal sin terminar de comprender el juego del equipo, la cosa no pinta nada bien. Con este centro del campo no será fácil competir en Europa y en los partidos grandes.

La defensa hace aguas

Como en defensa, donde Samuel Umtiti demostró que está muy lejos del crack que se suponía que era cuando reclamó renovar por nueve millones de euros por temporada. Lo del zaguero es un escándalo. Umtiti, un jugador que una vez consiguió su renovación se marchó sin remordimientos a dejarse la piel al Mundial de Rusia a pesar de estar tocado de la rodilla. Y que sin estos remordimientos se ha pasado casi seis meses descansando con su tratamiento conservador, con el que además se ha pegado algún que otro viajecito.

El jugador volvió este sábado al once titular después de varios meses en el dique seco y dejó claro que le queda mucho para ser el futbolista que fue cuando media Europa se lo rifaba.

Y tampoco es que Piqué tenga la cabeza muy metida en lo que el equipo tiene entre manos y sí en sus negocios. Tira del carro en la defensa pero tiene desconexiones que en la Champions no se perdonan. Algunos incluso empiezan a no tomárselo enserio con sus subidas y bajadas en algunas fases del partidos.

Sin fondo de armario

Tampoco mirando al banquillo entran buenas sensaciones. Malcom, Alenà o Sergi Roberto no serán revulsivo necesario cuando las cosas vayan mal en Europa. Y Dembélé sigue siendo una incógnita.

Ernesto Valverde, superado

Todo ello con un Valverde pierde cada vez más autoridad en el vestuario. Que no tiene margen de maniobra para hacer y deshacer en la plantilla como necesita. Donde los pesos pesados deciden quien se queda y quien se va. Si Jordi Alba renueva o si se ficha un delantero centro que haga sombra a Luis Suárez.

O se ponen las pilas o la caída de este Barça puede ser repentina y dolorosa. Media temporada se decide en las próximas semanas. Y por el momento no parece que el equipo culé esté y vaya a estar a la altura.

Leo Messi salva los muebles contra el Sevilla

En cuanto al partido, Ernesto Valverde no reservó nada en el banquillo. El Txingurri optó por un once formado por Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti y Jordi Alba en defensa; Sergio Busquets, Arturo Vidal y Rakitic en el centro; y Messi, Suárez y Coutinho en ataque.

Pero aun saliendo con todo, al Barça le ha costado entrar en el partido. Algo que aprovechó el Sevilla para adelantarse en el marcador. Jesús Navas puso el 1-0 en el 22’ tras un contraataque de libro.

Jesus Navas gol

Los culés respondieron cuatro minutos después. Messi anotó el empate con una bolea espectacular a pase de Rakitic. Pero solo fue un espejismo. Los blaugrana seguían dormidos y acumulando pérdidas tontas.

Los andaluces, por su parte, mantuvieron su plan inicial y siguieron dominando el encuentro. Así llegó el segundo tanto local, obra de Mercado. El defensa anotó rematando absolutamente solo dentro del área.

Valverde buscó más profundidad en la segunda parte y dio entrada a Dembelé por Vidal y el invento dio resultado. Messi anotó el segundo tras un pase del francés. El propio Leo culminó la remontada en el 85’ tras recoger un rechace de un chute de Carles Aleñà, que entró en el segundo tiempo.

Leo Messi gol sevilla

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad