Coutinho y su futuro en el Barça

Florentino Pérez desmonta el fichaje de Coutinho por el Barça con una rajada de libro

stop

El Liverpool recibe la última y definitiva oferta de Bartomeu

01 de septiembre de 2017 (00:04 CET)

Josep María Bartomeu ha hecho llegar la última y definitiva oferta del FC Barcelona para hacerse con los servicios de Philippe Coutinho

El futbolista del Liverpool es el gran deseado por la cúpula azulgrana para formar un equipo decente de cara a la nueva temporada. La idea es que Ernesto Valverde tenga múltiples variantes.

La propuesta lanzada no llega a los 160 millones de euros. Al parecer, quedaría sensiblemente por debajo de los 150 millones (con variables incluídos).

En el Barça están convencidos de que el Liverpool aceptará y dejará marchar al futbolista, que ha manifestado por activa y por pasiva que quiere salir. Desde Inglaterra dicen que el fichaje no se cerrará hasta última hora.

Más allá de esta situación, la gran duda es: ¿Se está invirtiendo bien el dinero de Neymar? ¿Es Coutinho lo que necesita el Barça?

Desde Madrid se ríen a carcajadas. Los capitostes del Real Madrid, con Florentino Pérez a la cabeza, no dudan en desmontar el posible fichaje de Coutinho por varios motivos. 

Más allá de que es un jugador cuyo agente se ofreció una vez al Madrid, hace algunos años, y los blancos lo descartaron al instante, hay otros motivos para dudar del brasileño.

Ni Neymar, ni Iniesta

En primer lugar, lo que más gracia suscita es el precio pagado. Sean 160 o 150 millones de euros, todo el mundo coincide en que es una completa barbaridad por un jugador que tampoco ha demostrado mucho. Tiene magia y marca algunos buenos goles, pero no es especialmente decisivo.

Hay que recordar, además, que Coutinho pasó por el Espanyol sin pena ni gloria. Era muy joven y dejó destellos de calidad, pero nada del otro mundo.

Desde el club blanco aseguran que Coutinho es el nuevo André Gomes, solo que el triple de caro. Dicen que está condenado a fracasar en el sistema de juego del Barça y que fue ofrecido a un Real Madrid que lo rechazó.

Y lo que más gracia hace es que supone recuperar el caso Figo y aquella inversión millonaria que hizo Joan Gaspart en jugadores que finalmente no rindieron.

Lo más preocupante es el perfil de Coutinho. Un jugador que puede hacer de Neymar y también de Iniesta, pero la verdad es que no es ni un extremo, ni tampoco un director de juego.