Florentino Pérez deja ir una bomba de Neymar en el Real Madrid que está a punto de estallar en el Barça

stop

La ausencia del brasileño en Riazor tiene consecuencias

Neymar acaba con la paciencia del FC Barcelona | EFE

13 de marzo de 2017 (10:11 CET)

No es oro todo lo que reluce. La felicidad y la euforia por la remontada ante el Paris Saint Germain dejaron un lado oscuro.

Al principio pasó desapercibido. Después de la vuelta de octavos, nadie puso en duda las molestias que podrían dejar a Neymar da Silva fuera de la convocatoria ante el Deportivo de la Coruña.

Después de la victoria en la Champions League todo valía. Sin embargo, la derrota y el show que montó en Instagram hicieron saltar todas las alarmas.

La última tomadura de pelo

Las sospechas de que los problemas físicos del delantero no eran el motivo de su ausnencia en el partido clave de La Coruña corren como la pólvora en el Barça. Las fotografías colgadas por el jugador en las redes sociales del cumpleaños de su hermana lo vuelven a colocar en el punto de mira.

Por tercer año consecutivo el carioca desapareció del partido que coincidía con una fecha tan señalada para él y su familia, lo que provocó un malestar tremendo entre sus compañeros.

A los pesos pesados no les gustó nada que 'Ney' no estuviera en Riazor. Opinan que su gran actuación ante los franceses no le da derecho a tener unos privilegios que el resto de jugadores, si tiene, sabe gestionar con mano izquierda.

El Barça se jugaba la Liga ante el Deportivo y el '11' no estaba. Un detalle que calentó a Messi como a pocos. Si el brasileño quiere ser uno de los lídres de este Barcelona, deber serlo siempre. No a hora a convenir. 

Al acecho

Florentino Pérez avisaba al personal el pasado verano: Neymar es el mejor caballo de Troya del Real Madid en el Barça. El presidente del Real, que negoció con el 'papá' de 'Ney' para terminar reventando el precio de la renovación como azulgrana, aseguró entonces que lo del chico y el Barcelona tenía mal final. También el aparente 'buen rollo' con Messi. 

Pérez considera que Neymar será un problema para el Barça a corto/medio plazo. Y no va mal.

Lo más importante que un equipo necesita de un líder es el compromiso, y ese no es el fuerte del ''11' culé. Sus intereses personales, una vez más, pasaron, y han pasado, por delante de los del equipo y del club.

El dirigente madridista advertía este curso que la salida del brasileño está programada. Neymar no colgará las botas de azulgrana. En el Real aseguran que el padre del crack, lejos de cerrar las conversaciones con grandes de Europa, continúa muy pendiente del mercado.

Neymar no se va a quedar en un club en caída libre. Si las cosas se tuercen en el Barça moverá ficha. El hecho de que el clan brasileño limitara el aumento de la cláusula del jugador a 10 millones de euros -de 190 'kilos' a 200- mantiene la veda abierta. United, PSG o City esperan órdenes. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad