Florentino tapa un escándalo en el Barça (con Messi metido hasta el cuello) | EFE

Florentino Pérez calla el mayor escándalo en el Barça (y Messi está metido hasta el cuello)

stop

El presidente blanco conoce a la perfección un problema gordo que amenaza al equipo culé

24 de septiembre de 2018 (11:55 CET)

Tropiezo accidental. Así definen muchos en el FC Barcelona el empate de los hombres de Ernesto Valverde contra el Girona (2-2). Sobre todo teniendo en cuenta el inicio perfecto que estaba firmando el conjunto catalán, en el que habían firmado cinco victorias en cinco partidos.

Apuntan desde la ciudad condal que el VAR tuvo mucho que ver. El propio Ernesto Valverde opinó en la rueda de prensa posterior al partido que Clement Lenglet no merecía la tarjeta roja por su acción con Portu. De hecho, sobre el terreno de juego el futbolista había pedido perdón al jugador francés.

Clement Lenglet roja

Las sospechas crecen en el Barça

Pero no todos piensan igual en el conjunto azulgrana. Algunos empiezan a tener unas peligrosas sospechas sobre el primer equipo culé. Se avecina un problema inevitable en la capital catalana que tendrá una muy difícil solución si los responsables no reaccionan a tiempo.

La opinión de que el paso de los años y el incremento de edad de la plantilla tuvo mucho que ver en el empate contra el Girona, y de que el equipo blaugrana puede acusar este problema cada vez más no deja de crecer. El grupo se hace mayor.

La plantilla se hace mayor

Leo Messi, Luis Suárez Gerard Piqué, Ivan Rakitic o Sergio Busquets, cuatro de los jugadores puntales del equipo, superan ya los 30, mientras que efectivos como Jordi Alba, que ni siquiera tiene relevo natural de primer nivel esta temporada, llegará a la trentena en cinco meses.

Barça Girona

Jugadores, por cierto, cuya presencia en el equipo azulgrana exige Messi. Y es que el argentino prefiere a sus hombres de confianza en el campo que a los jóvenes que suben del filial.

Los jóvenes no terminan de explotar

Y no solo eso. Fichajes como el de Arturo Vidal (31) tampoco ayudan a mejorar el asunto, pues tapa la progresión de hombres jóvenes como Riqui Puig. Mientras tanto, hombres como Arthur o Malcom tampoco están teniendo minutos para consolidarse y heredar las riendas del equipo.

Arturo Vidal Messi

Ousmane Dembélé y Phillippe Coutinho son otros dos de los relevos generacionales del equipo, pero tampoco terminan de cuajar en el primer equipo.

Y lo peor: los veteranos piden cada vez más dinero. Busquets será el próximo en renovar su contrato, mientras a Rakitic ya lo han emplazado al próximo verano, cuando ya tenga 31. Como Jordi Alba, que también pasará por caja cuando supere los 30.

Valverde no da con la tecla

Por su parte, Valverde tampoco sabe qué hacer. El Txigurri daría más minutos a los jóvenes, pero sabe que no puede sentar a los cracks y que el problema de la edad se agravará con el paso del tiempo.

Cabe decir que Ernesto tampoco ha demostrado saber gestionar mucho más allá de un once de gala. Cuando en los últimos partidos ha introducido cambios y rotaciones ha tenido que recurrir a los pesos más pesados, como este domingo contra el Girona.

El míster metió hasta cuatro cambios significativos en el once: sentó a Rakitic, Coutinho, Sergi Roberto y Umtiti, y dio entrada a Arthur, Arturo Vidal, Nelson Semedo y Lenglet, teniendo que recurrir al croata y al brasileño en la segunda mitad.

En el Real Madrid conocen bien el problema

Un asunto que, como saben en Madrid, se convertirá en un problema gordo en el Barça. Iker Casillas es un buen ejemplo de lo que se le avecina al conjunto culé.

El meta del Madrid no quería aceptar que su turno había pasado y sus mejores años también, y se agarró al Real con uñas y dientes, lo que desembocó en un problema en el vestuario y en la salida de Iker por la puerta de atrás. O Raúl González, que también se resistió a salir y terminó siendo un lastre sobre el terreno de juego.

Florentino Pérez aprende la lección

En este sentido, el presidente blanco no permitirá que el problema se le repita y ya lo ha demostrado con la venta de Cristiano Ronaldo, al que Pérez no quiso renovar a sus casi 34 años.

Fichajes como los de Vinícius Jr, Lucas Vázquez, Marco Asensio, Dani Ceballos o Álvaro Odrizola, entre tantos otros jóvenes, dejan claro que Florentino ya aprendido una lección que en can Barça todavía tienen que asumir. Por el bien del club culé, que no sea demasiado tarde.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad