Gerard Piqué | EFE

Escándalo De Jong (y estalla en el Sevilla-Barça): el sueldo que indigna a Luis Suárez, Piqué, Coutinho (y hasta a Messi)

stop

Al equipo culé le tocará remontada en el Camp Nou después de perder en el Pizjuán (2-0)

23 de enero de 2019 (23:26 CET)

El FC Barcelona perdió contra el Sevilla (2-0) en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey. Los goles los pusieron Sarabia (58') y Ben Yedder (76'). A los de Ernesto Valverde les tocará remontar el próximo miércoles en el Camp Nou si quiere seguir optando a revalidar la competición. 

La noticia del día fue el fichaje de De Jong

Pero al margen del resultado, la noticia no estuvo en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Ni siquiera en Barcelona. El hecho destacable de este miércoles estuvo en Holanda. Allí, Josep María Bartomeu cerraba el fichaje de un galáctico para el conjunto culé. Frenkie de Jong se convertía culé para las próximas cinco temporadas. Llegará a la ciudad condal el 1 de julio.

Una noticia de la que iban llegando detalles a los jugadores del conjunto culé. Y estos no estaban gustando nada a un buen número de cracks azulgrana. Los pesos más pesados alucinaban con cada novedad. Sobre todo con una de ellas: su sueldo.

Si lo que se comenta en el entorno de los implicados en el fichaje, estaríamos hablando de un contrato estratosférico que podría poner en serio peligro el bienestar del vestuario culé.

El contrato de De Jong

Según apuntan algunas fuentes, De Jong ha firmado un acuerdo a razón de 10 millones de euros limpios por temporada más otros 6 en variables. Seis ‘kilos’ que se embolsará si logra ciertas metas muy fáciles de conseguir, como son títulos conquistados o cantidad de partidos jugados.

Unos datos que han puesto de punta a varios miembros del núcleo duro del Barça. Los flecos del contrato han caído como un jarro de agua fría en el seno blaugrana. Y hablamos de un problema de celos.

Los pesos pesados alucinan

Uno de los que no da crédito es Jordi Alba. No le habrá sentado nada bien al de L’Hospitalet del Llobregat conocer estos números. El lateral izquierdo lleva tiempo esperando su renovación. Y lo único que se lleva del club son largas y emplazamientos al próximo verano.

Otro es Sergio Busquets. Un futbolista que lleva toda la vida en el club, al que le ha dado Tripletes y Sextetes. Al de Badia del Vallés le costó la vida conseguir una mejora de contrato. Por eso tampoco le habrán gustado nada estos datos. Y es que si los detalles son ciertos, De Jong cobrará lo mismo que Busquets con solo llegar.

Por no hablar de Gerard Piqué, que como Busquets ha dado tripletes al club. Pero que ni mucho menos ha logrado sacar al club una cantidad tan grande sin apenas tener que mover un dedo.

Por poner otro ejemplo, es el sueldo que lleva reclamando hace tiempo Sergio Ramos en el Real Madrid, el peso más pesado de la entidad de la capital. Uno d ellos máximos responsables de las últimas cuatro Champions League.

¿Quién es De Jong?

Y es que estamos hablando de un jugador de solo 21 años. Es decir, un melón por abrir. Un futbolista que tampoco ha demostrado nada y que llega de un equipo como el Ajax que juega en una competición que se podría considerar menor como la Eredivise. Al menos no es tan potente como la Premier o el Calcio. O incluso la Bundesliga o la Ligue 1.

Y mucho ojo, porque las cantidades de la operación tendrán consecuencias. Alguien tiene que pagar la fiesta. A los sueldos estratosféricos que tienen los veteranos Piqué, Busquets, Suárez o Messi hay que sumar las elevadas nóminas de los últimos fichajes Ousmane Dembélé, Phillippe Coutinho y ahora De Jong. Y el dinero de sus sueldos saldrá de la venta de más de un peso pesado.

Dembélé o el cambio de cromos que asusta a Florentino Pérez (y al Real Madrid) | EFE

Daños colaterales

En este sentido, uno de los que tiene más números es Ivan Rakitic. Y es que al margen de que el club necesite venderlo, el propio jugador no querrá quedarse para calentar banquillo.

Si algo está claro, es que por 16 millones al año De Jong no vendrá a jugar, sino que vendrá a ser titular. Y Rakitic no se quedará mirando como un recién llegado le pasa la mano por la cara. Y mucho cuidado a los que vendrán detrás.

La gestión de Bartomeu, cuestionada

Pero ese no es el único problema que se le viene encima al club de la ciudad condal. Por 90 millones de euros más un buen montante sobre la mesa, cualquiera se hace la foto. “Fichajes de la portera”, los llamaba Josep Lluís Núñez, en paz descanse.

Frenkie de Jong Bartomeu

Unas cifras que no se acercan mucho a lo que pretenden vender desde el club de que “el Barça era el equipo de sus sueños”. Tanto como de aquello que dice Bartomeu, que “en el Barça solo fichan a los que quieren jugar en el club”. Y la afición no es tonta. Sabe que así es muy fácil gestionar. Y no son las formas que gustan a la parroquia culé.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad