“¿Es verdad lo de Dembélé?”. Florentino Pérez tira de la manta

stop

El presidente del Real Madrid suelta una bomba que deja en muy mal lugar al delantero francés

14 de marzo de 2018 (13:59 CET)

Ousmane Dembélé no está rindiendo como se esperaba. El delantero francés llegó el pasado verano del Borussia de Dortmund con la etiqueta de ser el ‘nuevo’ Neymar. Pero su juego no está cumpliendo con las expectativas. De ahí que en el Barça se están planteando muy seriamente ir a por otro delantero en el próximo verano. El problema, que conoce perfectamente Florentino Pérez, es que las cifras no cuadran.

En el Camp Nou ya tienen muy claro que el refuerzo en la zona de ataque debe ser Antoine Griezmann. Es más, tal y como desveló hace unos meses Guillermo Amor, las conversaciones entre el club catalán y el entorno del jugador están muy avanzadas y todo apunta que el galo llegará a la capital catalana una vez acabe el curso.

Florentino Pérez tira de la manta

Eso sí, antes deberán desembolsar los 100 millones que corresponde a la cláusula de rescisión del crack del Atlético de Madrid. Unos millones que en Barcelona esperan sacar de alguna de las ventas que planea para el verano. Jugadores como André Gomes, Aleix Vidal o Paco Alcácer deben salir y dejar una buena cantidad de millones en las arcas blancas.

Sin embargo el nombre de Dembélé también se ha puesto encima de la mesa. Si bien es cierto que en la directiva azulgrana consideran que, como mínimo, el delantero debería estar dos años en la plantilla para ver si acaba explotando o no, también es cierto que si llega una buena oferta por él no tendrían problemas en venderlo. Entre otras cosas porque, si llega Antoine, Valverde tendrá una delantera demasiado poblada.

Pero, como bien sabe Florentino Pérez, las ofertas que están llegando por Ousmane no superan los 60 millones de euros, una cifra que poco tiene que ver con la millonada que pagaron en el Camp Nou por él hace unos meses.

Los pesos pesados no lo apoyan

Y es que el joven extremo no ha caído con buen pie. Desde el primer día ya se vio que su manera de entender el juego no cuadraba con lo que es habitual en el equipo catalán. Dembélé necesita metros y espacio para desarrollar su juego, y el Barça, intenta jugar al toque y en espacios cortos.

Y claro, ante la noticia de que el Barcelona estaría predispuesto a venderlo, muchos en las redes se han preguntado: “¿es verdad lo de Dembélé?” La respuesta es muy clara: sí. Eso sí, o bien suben las cifras de la operación, o Josep Bartomeu no lo dejará ir. Perder más de 50 millones en un solo año no parece ser una buena operación. Y Florentino lo sabe.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad