El vestuario hace el vacío a un jugador del Barça 

stop

El equipo se vuelca con Luis Enrique

FC Barcelona frente al Valencia en la Liga | EFE

26 de octubre de 2016 (12:49 CET)

Nuevo episodio. El culebrón de Aleix Vidal en el FC Barcelona cada día escribe nuevos capítulos. La situación del lateral catalán en el club azulgrana pasa de castaño oscuro y la solución cada vez se prevé más complicada. Luis Enrique Martínez lleva siete partidos consecutivos sin convocar al de Puigpelat por decisión técnica, por lo que el problema es un secreto a voces dentro del cuadro barcelonista. Por el momento, nadie sale a la palestra para dar la versión oficial y el técnico asturiano tira balones fuera asegurando: "No os voy a contar el cuento de Caperucita y el Lobo Feroz, no pretendo contaros una película que no es real porque no es mi estilo".

Sin embargo, parece que en los últimos días algo ha ido cambiando. Tal como desvela Ecodiario, la difícil situación de Aleix ya no es solo con Lucho, sino que también se ha trasladado al vestuario culé. El conflicto ha llegado también a sus compañeros. En esta misma línea, Sport asegura que "Aleix no tiene la confianza del vestuario, que ha tomado parte por Luis Enrique". De hecho, la gota que colmó el vaso llegó el pasado lunes cuando se conoció la convocatoria azulgrana para la Supercopa de Catalunya. Vidal no fue convocado, ya que sufría molestias musculares.

El de Puigpelat iba a ser convocado para el partido frente al Espanyol, junto a seis compañeros más del primer equipo. Sin embargo, al terminar el entrenamiento previo a la publicación de la lista para el encuentro, el futbolista se dirigió a uno de los fisios del Barça y le explicó que tenía un pinchazo en el muslo. Ahora bien, estas molestias llegaron al final del entrenamiento y no le impidieron realizar la sesión preparatoria con normalidad. Este contratiempo de última hora, encendió las dudas entre sus compañeros. Tan es así que varios jugadores culés piensan que se borró de la lista fingiendo las molestias musculares, tal como afirma Sport.

Un feo más en la lista

Con esta decisión, Aleix tensó aún más la cuerda; la situación cada día es más insostenible. De hecho, en la última semana ya son dos los detalles que han dejado decepción en el cuadro barcelonista con el de Puigpelat. Y es que más allá de la no convocatoria en la Supercopa de Catalunya, Vidal también encendió la mecha con otro 'platón'. El catalán no acudió a la cena de equipo que se celebró la pasada semana en Castelldefels para celebrar el galardón de la Bota de Oro que ganó Luis Suárez. Gerard Piqué, por lesión, y Aleix fueron las dos grandes ausencias.

Con todo esto sobre la mesa, ambas partes ya esperan deseosas el mercado de fichajes invernal para poder encontrarle una salida al carrilero derecho. En verano la secretaría técnica azulgrana ya le buscó una salida, aunque las ofertas a la baja no convencieron ni al jugador ni al club. Sin embargo, todo apunta a que ahora por baja que sea la oferta será aceptada. La situación es insostenible.