El vestuario del Barça liquida a Paco Alcácer

stop

Los pesos pesados del club azulgrana ponen el grito en el cielo

Paco Alcácer celebra uno de sus primeros goles con el Valencia, en 2013 | EFE

25 de agosto de 2016 (22:11 CET)

Escepticismo. Es lo que se respira en el vestuario del Barça tras conocerse que, finalmente, Paco Alcácer es el elegido para ser el cuarto delantero del equipo. El corrillo de veteranos del club azulgrana no ha tardado demasiado en desmenuzar al todavía futbolista del Valencia. Por dos motivos: 1) No consideran que valga los 30 millones más cinco en variables que se van a pagar por él. 2) Con el dinero que cuesta no llegará solo para calentar banquillo.

Ese es el gran temor de la MSN. Leo Messi, Luis Suárez y el todavía ausente Neymar lo quierne jugar siempre todo y no tienen ganas de ceder minutos y protagonismo a un cuarto delantero. Ya les costó en su día con Pedrito, que terminó haciendo las maletas, y lo cierto es que se habían hecho a la idea de que entre Munir y Arda Turan podían encargarse de ese relevo eventual. Ambos han cumplido en la pretemporada.

Miran hasta por el dinero del club

Además, ello supondría un importante ahorro de dinero que podría ser empleado en las renovaciones inminentes de las estrellas: con las de Neymar y Messi en el horizonte. Los jugadores no quieren oír que no hay dinero para ellos después de que el club pague más de 30 millones por un jugador de solo 22 años al que consideran prescindible.

Diferente es la opinión de Luis Enrique, que quiere tener cuantas más opciones mejor para tratar de sacar los partidos adelante. Será un año largo y difícil, y por ello el técnico asturiano quiere una plantilla amplia y con fondo de armario. Lucho y los internacionales españoles serán el mejor aliado de Paco Alcácer, que tendrá minutos en cuentagotas pero que puede ser una buena apuesta de futuro si consigue cuajar en el equipo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad