Philippe Coutinho | EFE

El vergonzoso show de Coutinho que Messi, Luis Suárez y Piqué tapan en el Barça

stop

Problemas para el brasileño en el equipo culé

18 de marzo de 2019 (10:34 CET)

La lesión de Osumane Dembélé había abierto el cielo a Phillippe Coutinho. El brasileño había visto la luz con la nueva baja del delantero francés. Y es que sabe que hoy por hoy la baja del galo es la única opción que le asegura minutos sobre el césped.

Pero ni así. El carioca fue suplente contra el Real Betis, lo que deja claro dónde queda actualmente el sudamericano.

Phillippe Coutinho hace tiempo que anda en la cuerda floja. Hace casi un año y medio que aterrizó en Barcelona. Lo hizo como un crack de primerísima línea. 160 millones de traspaso entre fijos y variables así lo demuestran.

Coutinho, en el punto de mira

Las intenciones del club pasaban por que fuera el relevo generacional de Andrés Iniesta. O que ocupara el vacío que había dejado Neymar. Pero no ni una ni otra. Ha quedado claro que su perfil no se ajusta a ninguna de las dos posiciones. Ni tampoco al equipo. Y si con su veteranía todavía no lo ha conseguido, en el club dudan que en un futuro cercano pase a ser una pieza importante. El que Ousmane Dembélé le haya ganado el puesto lo resume todo. Y el que con el galo lesionado Coutinho no entre en los planes del Txingurri dice todavía más.

Las actuaciones de Coutinho dejan cada vez más que desear. Y no solo eso. Su cara tras ser suplente contra el Betis, pese a no estar Dembélé, era un poema. El show de Phillippe no pasó desapercibido en el grupo catalán.

Philippe Coutinho | EFE

Así las cosas, entre el mal rendimiento y las malas caras del jugador, en el club cada vez son más los que apuestan por darle salida el próximo verano.

El Barça pone a Coutinho en la rampa de salida

Su salida permitiría importantes ingresos al club y aligerarían la masa salarial del equipo, algo muy necesario de cara al próximo mercado estival. Y quieren hacerlo antes de que se devalúe demasiado.

Pero podría ser demasiado tarde. Algunos clubes han preguntado por sus servicios. Pero ninguno de sus pretendientes está dispuesto a poner un euro más de 80 millones de euros sobre la mesa de Josep María Bartomeu.

Una cifra que es un problema, pues no lo dejarán salir por algo más de la mitad de lo que costó contratarlo. Pero que no tiene pinta de aumentar, pues Coutinho tampoco está dispuesto a rebajarse la ficha.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad